Livingstone: el misionero que se convirtió en explorador Ciclos de conferencias Exploradores, conquistadores, viajeros

Livingstone: el misionero que se convirtió en explorador

  1. Este acto tuvo lugar el
Javier Reverte

Multimedia

  1. Javier ReverteJavier Reverte

    Escritor, viajero y periodista, ha pisado los cinco continentes, ha navegado el Índico, el Pacífico y cruzado el Atlántico entre Europa y América en dos ocasiones; ha costeado el Ártico de Este a Oeste por el mítico Paso del Noroeste y embarcado en un buque de investigación que le llevó hasta las Svalbard. Ha atravesado el canal de Panamá y puesto el pie en la isla del Cabo de Hornos. Ha descendido el Amazonas, recorrido el curso del Alto Nilo y el río Congo en la misma ruta que realizó Joseph Conrad a finales del siglo XIX. Ha seguido los caminos literarios de escritores como Homero, Jack London o Mark Twain y se ha internado en las inmensas llanuras africanas en busca de sus sueños infantiles. Ha vivido en Londres, París, Lisboa, Nueva York, Roma y Westport (Irlanda).

    Ha dirigido, junto con Andoni Jaen, el cortometraje Carta a Sasha sobre los campamentos de refugiados saharauis en Tindouf (Argelia) y por el que ha merecido cerca de una decena de premios en festivales nacionales internacionales.

    Ha publicado libros de poemas, novelas, biografías y libros de viajes; entre estos últimos: El sueño de África; Vagabundo en África; y Los caminos perdidos de África (los tres forman su "Trilogía de África"); Corazón de Ulíses; El río de la desolación. Un viaje por el Amazonas; El río de la luz. Un viaje por Alaska y Canadá; En mares salvajes. Un viaje al ÁrticoColinas que arden, lagos de fuego; Canta Irlanda; Un otoño romano; y Un verano chino. Viaje a un país sin pasado.

El hilo conductor será ir desvelando cómo David Livingstone, que viajó a África como misionero, a mediados del siglo XIX, fue poco a poco dejando de lado su tarea evangelizadora para convertirse en un gran explorador y en el gran campeón de la causa antiesclavista. En el repaso de su vida me detendré en sus dias de Zanzíbar, en sus primeras explotaciones, y en su llegada a Ujiji, a su celebrado encuentro con Stanley (el famoso saludo: "Dr. Livingstone, I presume..."), su circunnavegación con Stanley del lago Tanganica, su viaje a Zambia en busca de las fuentes del Nilo y su muerte en la aldea de Chitambo (Zambia). Hablaré de esos lugares, en la mayoría de los cuales he estado.