1/5 Ciclos de Miércoles Beethoven y Schubert al fortepiano

1/5

  1. Este acto tuvo lugar el
Kristian Bezuidenhout, fortepiano
La Sonata KV 333 de Mozart y la “Patética” de Beethoven parecerían pertenecer a dos mundos sonoros casi antagónicos. Pero más bien son dos muestras de las enormes posibilidades expresivas del fortepiano, confirmadas en este concierto por el empleo de dos instrumentos distintos.
 

Multimedia

Kristian Bezuidenhout, fortepiano

I

Ludwig van Beethoven (1770-1827)
Rondó en Do Mayor Op. 51 nº 1
Rondó en Sol mayor, Op. 51, nº 2
Sonata nº 7 en Re mayor Op. 10 nº 3

II

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Sonata nº 13 en Si bemol mayor KV 333

Ludwig van Beethoven (1770-1827)
Sonata nº 8 en Do menor, Op. 13 "Grande Sonate Pathétique"

Fortepianos de Paul McNulty (2008 y 2012) según modelos de Walter & Sohn (c. 1805) y Conrad Graf (c. 1819).

  1. Kristian BezuidenhoutKristian Bezuidenhout

    Nacido en Sudáfrica y formado en Australia y en la Eastman School of Music de Nueva York, Kristian Bezuidenhout es uno de los intérpretes de instrumentos de teclado más notables y demandados de la actualidad, tanto al fortepiano, al clave o al piano. Actúa regularmente con conjuntos como Les Arts Florissants, Orchestre des Champs Elysées, Sinfónica de Chicago, Gewandhaus de Leipzig, Collegium Vocale Gent y Dunedin Consort. Ha trabajado con John Eliot Gardiner, Philippe Herreweghe, Frans Brüggen, Trevor Pinnock, Isabelle Faust, Rachel Podger, Mark Padmore y Anne Sophie von Otter entre otros. En la temporada 2018-2019 dirige programas con la Orquesta de Cámara de Escocia, Barroca de Friburgo y el English Concert, actuando como solista con la Orquesta de Cleveland, Orquesta de Cámara Sueca, Sinfónica de Londres o la DSO Berlín. Recitales en París, Ámsterdam, Madrid, Viena, Nueva York, Washington DC, Montreal, Vancouver, Zurich y Oxford completan su temporada.