Inauguración de la exposición "LO NUNCA VISTO. De la pintura informalista al fotolibro de postguerra [1945-1965]" Concierto Extraordinario

Inauguración de la exposición "LO NUNCA VISTO. De la pintura informalista al fotolibro de postguerra [1945-1965]"

  1. Este acto tuvo lugar el
Marina Pardo, contralto. Antonio Ortiz, piano
Manuel Fontán del Junco, Jean Claude Gandur y Dietmar Siegert, presentación

La Segunda Guerra Mundial causó la destrucción de la humanidad, las imágenes y las formas. En el terreno musical, esto se tradujo en la sentimentalidad de la canción, la ruptura con el pasado, los intentos de reconstruir un orden fracturado o el optimismo del pop, todos ellos frutos diversos de un mundo destruido y en reconstrucción, el de la postguerra.

Musicalmente, la cultura de masas, que se impondrá desde finales de los años cincuenta, había hecho su aparición ya en los años veinte y treinta con el jazz, la chanson o la música de cabaret. Compositores de la República de Weimar, como Kurt Weill, beberán de estos géneros para crear composiciones con un fuerte compromiso social y político. Terminada la guerra, la devastación se verá reflejada en creaciones que cuestionan los sistemas tradicionales. Las propuestas de Olivier Messiaen, que conoció de primera mano la atrocidad de los campos de concentración, o las de Luciano Berio, que llevó los instrumentos al límite de sus posibilidades, son ejemplos conspicuos de las posiciones de vanguardia de la postguerra. Junto a ellos, autores como Francis Poulenc o Benjamin Britten volverán sus miradas hacia el pasado y tratarán de reconstruir el orden tonal que acababa de quebrarse. Pero será el pop, beneficiándose de los nuevos cauces que ofrecen la industria y los medios de comunicación, el género que se impondrá en el imaginario colectivo como música característica de la segunda mitad del siglo. El fenómeno de The Beatles representa como ningún otro el éxito de esta corriente.

Canciones para después de una guerra
      1. Kurt Weill (1900-1950)
      1. One Touch of Venus
      1. Olivier Messiaen (1908-1992)
      1. Pourquoi?, de Trois mélodies
      2. Syllabes , de Harawi
      1. Francis Poulenc (1899-1963)
      1. Quatre poèmes de Guillaume Apollinaire
      1. Luciano Berio (1925-2003)
      1. Sequenza III per a voce sola
      1. Benjamin Britten (1913-1976)
      1. The ash grove
      1. Francis Poulenc
      1. No. 2. C'est ainsi que tu es , de Métamorphoses Op. 121
      1. John Lennon (1940-1980)
      2. Paul McCartney
      1. Ticket to ride (arreglo para voz y piano de Louis Andriessen)

  1. Marina PardoMarina Pardo

    Intéprete muy solicitada en el repertorio sinfónico, debuta en el Teatro Campoamor con Aleksandr Nevski, de Prokófiev. Das Lied von der Erde de Mahler, la Rapsodia para alto de Brahms, el Poème de l'amour et de la mer de Chausson, los Wesendonk Lieder de Wagner y El amor brujo de Falla conforman su repertorio más destacado. Ha interpretado el rol de La abuela de La vida breve en giras por todo el mundo con orquestas como la Filarmónica de Nueva York, la Filarmónica de Israel o la Philharmonie de Dresde, con maestros como Frübeck de Burgos o Josep Pons, con quien la graba en 2014 con la Orquesta Nacional de España para Deutsche Grammophon. Otros directores con los que ha trabajado son Levine, Zedda, Encinar, Heras-Casado, Óliver Díaz, Rovaris, Viotti o Steinberg. Es también una voz conocida en el panorama operístico y zarzuelístico, así como en el mundo de la música antigua, donde ha trabajado junto a grupos como Al Ayre Español o Le tendre amour.

    En el ámbito del Lied y la canción, es reseñable su disco The Caterpillar, Albéniz songs (Deutsche Grammophon) junto a Rosa Torres Pardo. Con su pianista habitual, Kennedy Moretti ha interpretado, entre otros, el Winterreise de Schubert en el Auditorio Nacional. También le han acompañado Gustavo Díaz-Jerez, Miguel Huertas, Antonio Ortiz o Bartomeu Jaume en las programaciones del Centro Nacional de Difusión Musical, la Fundación Juan March o la Fundación Barrié de la Maza. Su versatilidad le ha hecho ser también la voz de numerosos estrenos de compositores como Miquel Ortega, Cristóbal Halffter, José Buenagu, César Camarero o Juan Manuel Artero.

  2. Antonio OrtizAntonio Ortiz

    Este pianista malagueño es regularmente invitado a participar en los más importantes festivales y en prestigiosas salas como el Auditorio Nacional de Música de Madrid, Teatro Real, Palau de la Música, Gran Teatro del Liceo, Palau de les Arts, Auditorio Manuel de Falla de Granada, Academia de Bellas Artes de San Fernando, destacando su reciente éxito dentro del Ciclo de Jóvenes Intérpretes de la Fundación Scherzo en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

    Ha actuado también en Francia, Italia, Rusia, Portugal y Colombia, y como solista con la OSRTVE, JONDE, Orquesta de Cámara de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, Filarmónica de Málaga y Orquesta Presjovem bajo la dirección de James Judd, Aldo Ceccato, Bruno Aprea, Fusao Kajima, Darrel Ang, Francisco de Gálvez y Pablo Mielgo.

    Estudió con Bashkirov en la Escuela Reina Sofía, Maria Françoise Buquet en París, Josep Maria Colom en Alcalá de Henares y José Felipe Díaz en Málaga. Ha realizado varias grabaciones para TVE, Radio Clásica de RNE y Catalunya Radio, con un reciente CD dedicado a Debussy, Ravel, Albéniz, Bártok y Prokofiev, que ha recibido el Premio de Interpretación Musical Amigos del Colegio de España de París. Compagina su actividad de concertista con la docencia en la Escuela Superior de Música Reina Sofía en Madrid y en el Conservatorio Superior de Salamanca.