Diálogo con Virtudes Serrano y lectura dramatizada por Esperanza Pedreño Poética y Teatro Paloma Pedrero

Diálogo con Virtudes Serrano y lectura dramatizada por Esperanza Pedreño

  1. Este acto tuvo lugar el
Paloma Pedrero y Virtudes Serrano
Esperanza Pedreño, actuación

Multimedia

  1. Paloma PedreroPaloma Pedrero

    Actriz, directora y dramaturga. Licenciada en Antropología Social por la Universidad Complutense de Madrid y diplomada en Psicología Gestáltica por el Instituto de Florencia. Formada en interpretación con docentes como Zulema Katz, Alberto Wainer, Dominic de Fazio o John Strasberg. En 1978 fundó el grupo de teatro independiente "Cachivache", con el que comenzó su carrera profesional como actriz y dramaturga.

    Como dramaturga y directora de teatro, ha publicado y estrenado una treintena de obras, por las que ha recibido numerosos premios como el de Teatro Breve de Valladolid, el Tirso de Molina, el de la crítica y del público en el Festival de Roma "Attori in cerca d’ autori", el Villanueva de la Crítica en Cuba o el I Premio Talía de Teatro de la UNESCO. Asimismo ha sido seleccionada en varias ocasiones como finalista del Premio-Valle Inclán al mejor espectáculo teatral. También es escritora de guiones de cine, poesía, narrativa y ensayo, así como responsable de numerosas ediciones críticas

    Imparte talleres de interpretación y escritura teatral y dirige un proyecto de teatro para personas sin hogar. En 2009 funda la ONG “Caídos del cielo”, galardonada con el VII Premio Dionisos y de la que es presidenta. Es columnista del diario La Razón.

    De marzo a abril de 2016 está en cartelera del Teatro Español con la obra que firma y codirige, Ana el once de marzo.

  2. Esperanza PedreñoEsperanza Pedreño

    Actriz, licenciada en Interpretación por la RESAD y en Performing Arts por la Universidad Middlesex en Londres. Ha participado en teatro en Casa con dos puertas mala es de guardar sobre textos de Calderón de la Barca y dirigida por Javier Veiga, Bodas de Sangre de Federico García Lorca bajo la dirección de Juan Pastor y Valeria y los pájaros de José Sanchis Sinisterra, entre otras muchas representaciones. Por esta labor ha sido premiada como mejor actriz en el Certamen de Teatro Joven 2003 de la Comunidad de Madrid y mejor actriz en el Festival Pasarena de Logroño 2002.

    En cine ha trabajado recientemente en 18 comidas de Jorge Coira y Una palabra tuya de Ángeles González Sinde, por la que fue nominada como mejor actriz revelación en los premios Goya en 2009. En televisión interviene en series como Doctor Mateo o Camera Café, por esta última recibió el Premio de la Unión de Actores 2006 a la mejor actriz de reparto por su papel de Cañizares.

    Durante 2014 ha trabajado para la ONG "Caídos del Cielo" en el proyecto de teatro social Magia Café de Paloma Pedrero. En 2007 funda la compañía El Buco, con la que actualmente interpreta y produce Mi relación con la comida de Angélica Liddell, merecedor del Premio del público al mejor espectáculo de teatro en la última edición de la Feria Internacional de teatro y danza de Huesca.

  3. Virtudes SerranoVirtudes Serrano

    Es catedrática de Lengua y Literatura Españolas e investigadora del Grupo GELITE de la Universidad de Murcia. Obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado y Miguel Hernández de Investigación.

    Dedicada a estudios sobre teatro de los siglos XX y XXI, ha publicado El teatro de Domingo Miras, más de ciento cincuenta artículos sobre teatro contemporáneo y ediciones de autores como Jacinto Benavente, Federico García Lorca, Antonio Buero Vallejo, Alfonso Sastre, José Mª Rodríguez Méndez, Alberto Miralles, Jesús Campos, Jerónimo López Mozo, Carmen Resino, Ana Diosdado, Domingo Miras, José Sanchis Sinisterra, Concha Romero, Pilar Pombo, Ernesto Caballero, Juan Mayorga y Paloma Pedrero.

Actriz, escritora, directora, profesora de dramaturgia, creadora de la experiencia teatral solidaria “Caídos del cielo”, gestora, Paloma Pedrero es una de las figuras de la actual autoría teatral de más continuada y coherente trayectoria en el difícil mundo de la escena española desde que, en 1985, estrena en Madrid La llamada de Lauren... Durante treinta años ha luchado sin tregua por consolidar su personalidad de mujer y dramaturga en el espacio público del teatro y ha conseguido lo que se propuso desde el comienzo de su escritura: hablar de su tiempo y de los seres que lo pueblan, con una estética en la que se unen realismo y poesía, con la intención de buscar la verdad y decirla. Por eso, en sus obras se lucha y se pierde o se gana. Se habla de amor y desamor; de vida y de muerte; de injusticias y de solidaridad. Sus antagonismos son vitales porque entre sus contrarios se encuentra todo lo humano.

Sus textos y espectáculos han sido premiados en España y en el extranjero. Sus obras han sido traducidas y editadas en inglés, francés, portugués, griego, catalán, euskera, polaco, eslovaco, checo, alemán, italiano, rumano, japonés y coreano. Y se han representado en Francia, Portugal, Gran Bretaña, Estados Unidos, Australia, Italia, República Checa, Alemania, Eslovaquia, Brasil, Argentina, Chile, Cuba, Puerto Rico, México, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Ghana...

Textos como Noches de amor efímero, El color de agosto, Besos de lobo, Una estrella, Cachorros de negro mirar, El pasamanos, Locas de amar, En la otra habitación, En el túnel un pájaro, Caídos del cielo, El secuestro o Ana el once de marzo dan cumplida muestra de lo que significa una dramaturgia que revela un personalísimo estilo y surge de la amorosa mirada proyectada sobre los seres que padecen su entorno porque, como ella misma ha afirmado, la materia prima de su trabajo se encuentra “en el dolor de la vida”.

Paloma Pedrero se ha instalado en un espacio en el que su penetrante mirada contempla el mundo que la rodea y, al reflejarlo, lo transforma en arte. Su dramaturgia siempre ha contribuido a subvertir la forma de plasmar la realidad; desde su primera obra, se atrevió a formular temas hasta entonces vedados a las autoras, por su condición de mujeres; en el presente, se atreve con lo que puede resultar más incómodo a una sociedad que admite la miseria y la injusticia sin perturbarse. Su aportación a la literatura dramática, al mundo de la escena, y al desvelamiento de la conciencia individual y colectiva supone un importante avance hacia la captación del universo que rodea al ser humano actual.