La mezquita de Córdoba, monumento universal Ciclos de conferencias Monumentos

La mezquita de Córdoba, monumento universal

  1. Este acto tuvo lugar el
Antonio Almagro

Multimedia

  1. Antonio AlmagroAntonio Almagro

    Profesor de investigación en la Escuela de Estudios Árabes de Granada, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de cuyo centro fue director entre 1998 y 2005. Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y doctor arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid, asimismo es diplomado en Restauración de Monumentos por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Roma y por el Centro Internacional de Estudios de Restauración (ICCROM).

    Fue arquitecto del Departamento de Monumentos de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, entre 1975 y 1987; y profesor asociado en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada, de 1997 a 2011. Es académico numerario de las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y de Nuestra Señora de las Angustias de Granada, miembro correspondiente del Instituto Arqueológico Alemán y miembro honorario del Comité Internacional de Documentación del Patrimonio (CIPA) dependiente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS).

    Ha sido director de obras de restauración en más de 45 monumentos en España, Túnez, Jordania y Marruecos, entre estas se encuentra la Misión Arqueológica Española en el Palacio Omeya de la Ciudadela de Amman (Jordania), de 1987 a 1999. Además fue miembro de la Comisión Técnica del Patronato de la Alhambra y Generalife (1999-2005). Es autor de más de 280 publicaciones entre libros y artículos científicos sobre restauración, historia de la arquitectura y fotogrametría y documentación arquitectónica.

La conocida como “gran mezquita de Occidente”, la mezquita de Córdoba, es uno de los grandes monumentos del patrimonio universal. Edificio singular, sus indudables valores han sido reconocidos en todos los tiempos y a ellos debe sin duda su pervivencia durante más de doce siglos. Edificio inicialmente de proporciones modestas, fue creciendo por necesidades funcionales pero también como expresión del poder de los emires y califas omeyas de Córdoba, hasta convertirse en uno de los edificios religiosos de mayor extensión del mundo islámico y en uno de los más renombrados por su armonía y belleza. Simultáneamente albergó sin lugar a duda la expresión más genuina de las formas artísticas de al-Ándalus, y en él se gestaron y experimentaron las más importantes composiciones de la arquitectura y el arte andalusíes que habían de perdurar durante todo el tiempo de la presencia musulmana en la península ibérica e incluso más allá de aquel tiempo y de ese espacio, influyendo por la calidad de sus creaciones y el prestigio que siempre ostentó tanto en el arte cristiano igual que en el musulmán de allende el estrecho.

Este indudable prestigio reconocido universalmente y en todas las épocas hizo que el edificio, consagrado como catedral cristiana tras la conquista de Córdoba por Fernando III, fuera respetado y conservado en sus elementos más esenciales, y a la vez que seguía siendo modelo de inspiración para otras creaciones artísticas se producía la agregación de nuevos componentes que aportaron a su vez formas artísticas de la máxima calidad. Todo esto ha provocado que nos encontremos ante uno de los monumentos más universales de la creación artística humana.

  • Calvo Capilla, S., Las mezquitas de al-Andalus, Fundación Ibn Tufayl de estudios árabes: Almería, 2014.
  • Fernández Puertas, A., Mezquita de Córdoba. Su estudio arqueológico en el siglo XX, Universidad de Granada-Universidad de Córdoba: Granada, 2009.
  • Gómez Moreno, M., Arte árabe español hasta los almohades, Ars Hispaniae III, Plus Ultra: Barcelona, 1951.
  • Nieto Cumplido, M., La Catedral de Córdoba, CajaSur: Córdoba, 2008.
  • Torres Balbás, L., “Arte hispanomusulmán. Hasta la caída del califato de Córdoba”, en Historia de España, vol. V. España Musulmana (711-1031). Instituciones y Arte, Ramón Menéndez Pidal (dir.), Espasa Calpe: Madrid, 1957.