Haydn en Eszterháza Viernes Temáticos Música en las cortes del Antiguo Régimen

Haydn en Eszterháza

  1. Este acto tuvo lugar el
La Tempestad
Benet Casablancas Domingo, presentación

Durante gran parte de su carrera, Haydn permaneció al servicio de la familia Eszterházy, fiel a la protección que le otorgaba el sistema de patronazgo del Antiguo Régimen. Para esta corte pequeña compuso buena parte de sus obras, adaptadas a los gustos y necesidades de sus mecenas, que sin embargo luego acabaron difundiéndose por toda Europa.

Multimedia

Haydn en Eszterháza
  1. La Tempestad
  2. Silvia Márquez, dirección
      1. Franz Joseph Haydn (1732-1809)
      1. Sinfonía nº 44 en Mi menor, "Fúnebre" H I/44
      1. Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
      1. Obertura, de Don Giovanni KV 527 (arreglo de Joseph Küffner)
      1. Franz Joseph Haydn (1732-1809)
      1. Sinfonía nº 48 en Do mayor, "María Theresa" H I/48

  1. La TempestadLa Tempestad

    Creado en 2000 bajo la dirección artística de Silvia Márquez Chulilla, La Tempestad es considerado por la crítica un grupo de referencia en el ámbito de la interpretación historicista en España, con especial predilección por la música de cámara y por la divulgación del patrimonio, de lo que dan muestra sus últimas grabaciones Iberian Harpsichord Concertos (IBS 2017) y Scarlatti: Venezia 1742 (IBS 2018). Entre sus grabaciones anteriores destacan Caro Dardo: Sopranos y castrati en el Londres de Farinelli (MMA 2007) y Carl Philipp Emanuel Bach: Musica a tres (Arsis 2009), la primera grabación mundial de las 12 Sinfonías Londres de J. Haydn/Salomon (MMA 2007) y Mozart Infrecuente (Arsis 2013), que incluye la Sinfonía “Júpiter” en arreglo propio. La Tempestad es miembro fundador de GEMA y recibe el apoyo del INAEM y del ICA Región de Murcia. Cuenta con el Premio Promúsico 2011 y con los premios GEMA a la Creatividad e Innovación en la Música Antigua en las categorías de Mejor Grupo Clasicismo y Mejor Dirección en 2015 y 2018.

  1. Benet Casablancas DomingoBenet Casablancas Domingo

    Es compositor y musicólogo. Formado musicalmente en Barcelona y Viena (con Friedrich Cerha y Karl Heinz Füssl), y Licenciado en Filosofía y Doctor en Musicología por la Universidad Autónoma de Barcelona, Casablancas es reconocido como uno de los compositores españoles más relevantes de su generación. Su música destaca por su gran individualidad, complejidad estructural y riqueza de texturas, equilibrando rigor constructivo y poder expresivo. Sus obras son interpretadas en toda Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón y Latinoamérica. Ha sido profesor de la Universidad Pompeu Fabra y de la Universidad de Alcalá de Henares, asesor de la Fundación La Caixa y la Joven Orquesta Nacional de España, director pedagógico de la Jove Orquestra Nacional de Catalunya y Director del Conservatorio Superior del Liceu. Autor de numerosos artículos de divulgación y especializados, en 2010 publicó el libro El Humor en la Música (reeditado en Galaxia Gutenberg, 2014). Su amplia discografía (en sellos como Stradivarius, Tritó, Anemos, Columna Músicao Emec) incluye cuatro compactos en Naxos.

Haydn el progresivo: La modernidad de un creador ilustrado

El arte es libre, y no será limitado por reglas pedestres. El oído, dando por supuesto que esté entrenado, debe decidir, y me considero a mí mismo tan competente como cualquiera para legislar en este punto. Tales afectaciones carecen de sentido. Preferiría que alguien tratara de componer un minueto realmente nuevo.

Entre los creadores más grandes de todos los tiempos destaca sin duda Franz Joseph Haydn (1732-1809) por su extraordinaria inventiva y radical originalidad, cualidades que solo tienen parangón en autores como Monteverdi, Músorgski, Wagner, Debussy, Stravinsky, Ives, Schönberg o Ligeti; con el poder visionario y la imaginación en estado puro del verdadero inventor, de quien, sujeto al productivo aislamiento de Esterházy –y para decirlo con sus propias palabras– tenía que ser original. La extraordinaria relevancia histórica y la creciente vigencia de su legado, que contiene en sí mismo a todo el clasicismo vienés y se abre al siglo romántico, confirman plenamente su condición de clásico, en el sentido que otorgaba Calvino a este término, según el cual clásica es aquella obra que no termina nunca de decir todo lo que tiene que decir.

Auténtico eje neurálgico en la consolidación de la música instrumental moderna y de las técnicas de trabajo motívico –que elevó a su grado más elevado de desarrollo, planteando in nuce el marco de posibilidades del discurso musical autónomo– y sobresaliendo igualmente en la escritura vocal tanto en el campo sagrado como profano, en la producción de Haydn conviven audacia formal, intensidad emocional, expresión del sublime, alegría de vivir (subrayada por Furtwängler) e ingenio bienhumorado, aspectos que supo integrar en una totalidad equilibrada y dinámica, lo que le valió la admiración de Goethe, que veía en su amalgama de ingenuidad e ironía la mejor personificación del genio, para erigirirse en una permanente incitación a la inteligencia y a la sensibilidad, y en insigne paradigma del pensamiento ilustrado.