La pasión según Marina Tsvietáieva Ciclos de conferencias Poesía y revolución

La pasión según Marina Tsvietáieva

  1. Este acto tuvo lugar el
Monika Zgustova

Multimedia

  1. Monika ZgustovaMonika Zgustova

    Nacida en Praga, reside desde los años ochenta en España. Escritora, traductora y periodista (colabora con El País y The Nation, entre otros periódicos), tiene en su haber sesenta traducciones, del checo y del ruso, de Bohumil Hrabal, Jaroslav Hašek, Václav Havel, Milan Kundera, y Anna Ajmátova y Marina Tsvetáieva –estas en colaboración con Olvido García Valdés–, entre otros. Ha recibido varios premios de traducción como el Ciudad de Barcelona y el Ángel Crespo.

    Es autora de seis novelas, entre ellas La mujer silenciosa (2005) y La noche de Valia (2013, Premio Amat-Piniella 2014), Su novela más reciente es Las rosas de Stalin (2016). Su obra se ha traducido a una decena de idiomas, entre ellos inglés y alemán. Ha estrenado dos obras de teatro y ha dado recitales de las poetas Tsvetáieva y Ajmátova en más de diez ciudades españolas.

Cada mañana, Marina barría con la mano los papeles y los libros de su escritorio. Cada mañana, conscientemente ahuyentaba de su cabeza todos los asuntos de la vida cotidiana. Cada mañana llenaba una pequeña taza con café y se lo bebía casi hirviente. Cada mañana, con la cabeza reposada y vacía de preocupaciones, Marina se sentaba ante la mesa y se ponía a escribir, consciente de su responsabilidad como escritora, de su destino de poeta. Era como una obrera que cada día de tal hora a tal hora se sentaba ante su máquina. Cualquier circunstancia de su vida, cualquier pena, cualquier urgencia, quedaba subordinada a la hora de trabajar. El acto de escribir, para Marina, era sagrado. Cada mañana sin excepción, ese fue su ritual.

Las tertulias de los poetas estetas, las fiestas de los aristócratas bohemios, las interminables discusiones sobre el cataclismo inminente, cuyo presentimiento flotó en el aire... Todo eso lo barrió la Revolución rusa de 1917. Fue entonces cuando se acabó la despreocupada primera mitad de la vida de Marina, mientras la segunda mitad se convertiría en una pesadilla. Con su marido ausente durante años –primero en las filas del Ejército Blanco, después en París, entre los espías estalinistas–, el exilio, la incesante lucha por sobrevivir, alimentando a su marido y a sus dos hijos, el rechazo de parte de los círculos sociales, el retorno a Rusia, la muerte.

En Berlín, en Praga y sobre todo en París, Tsvetáieva fue una exiliada múltiple: una exiliada tanto de su país como del gueto de los exiliados, o sea una exiliada del exilio. Su patria fue su escritura: tres poemas largos, decenas de poemas breves, narraciones, cartas. La pasión para escribir salvó a Marina de la desesperación.

Ajmátova, A. y Tsvietáieva, M., El canto y la ceniza: Antología poética, Monika Zgustova y Olvido García Valdés (trads.), prólogo de Olvido García Valdés y epílogo de Monika Zgustova, Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2005.
Todorov, T., Confesiones: Vivir en el fuego. Marina Tsvietáieva, Selma Ancira (trad.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 2009.
Tsvietáieva, M., Tres poemas mayores. Elizabeth Burgos, Lola Díaz y Severo Sarduy (trads.), Hiperión: Madrid, 1991.
-----, Carta a la amazona y otros escritos franceses en prosa y verso, Elizabeth Burgos y Severo Sarduy (trads.), Hiperión: Madrid, 1991.
-----, Un espíritu prisionero, Selma Ancira (trad.), Galaxia Gutenberg: Barcelona, 1999.
-----, Diarios de la Revolución de 1917, Selma Ancira (trad.), Acantilado: Barcelona, 2015.