Viena, 1800-1830 Viernes Temáticos Historia del cuarteto en siete conciertos

Viena, 1800-1830

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Carducci. Matthew John Denton y Michelle Ann Fleming, violín. Eoin Schmidt-Martin, viola. Emma Jane Denton, violonchelo
Luis Gago, presentación

Beethoven convirtió al cuarteto en un género para iniciados y desbordó sus límites formales. Siguiendo esta senda, pero con una voz propia, Schubert construyó obras de alcance monumental y anhelo sinfónico. Viena predominaba en la composición de cuartetos.

Multimedia

      1. Ludwig van Beethoven (1770-1827)
      1. Cuarteto nº 11, en Fa menor, Op. 95
      1. Franz Schubert (1797-1828)
      1. Cuarteto de cuerda nº 14 en Re menor D 810, "La muerte y la doncella"

  1. Cuarteto CarducciCuarteto Carducci

    Con sede en el Reino Unido, el Cuarteto Carducci está reconocido como uno de los cuartetos de cuerda más relevantes de la actualidad y ofrece unos noventa conciertos al año en todo el mundo. Además de organizar un festival anual en Highnam (Gloucester), el cuarteto cuenta con su propio sello discográfico (Carducci Classics, con el que ha realizado un gran número de grabaciones) y es formación residente en la Universidad de Cardiff y la Dean Close School en Cheltenham.

    Formación ganadora de importantes concursos internacionales, incluyendo el Concurso Internacional del Gremio de Artistas de Concierto de 2007 y el Primer Premio en el Festival Finlandés de Música de Cámara de Kuhmo, este cuarteto anglo-irlandés ha actuado en salas como el Carnegie Hall de Nueva York, la Biblioteca del Congreso de Washington, el Wigmore Hall en Londres, el National Concert Hall en Dublín y el Tivoli Concert Hall en Copenhague, entre otras. Además, ha participado en festivales como el Festival de Música de Cámara West Cork, el ya mencionado Festival de Kuhmo en Finlandia y el festival Wratislavia Cantans.


     

  1. Luis GagoLuis Gago

    Nacido en Madrid (1961), es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y profesor de Violín y Música de Cámara por el Conservatorio Superior de Música de Madrid. Ha sido subdirector y jefe de programas de Radio 2 (RNE), miembro del Grupo de Expertos de Música Seria de la Unión Europea de Radiodifusión, coordinador de la Orquesta Sinfónica RTVE y editor del Teatro Real. Ha realizado programas de radio para la BBC y es autor de numerosos artículos, monografías y notas al programa, del libro Bach (1995) y de la versión española del Diccionario Harvard de Música (1997; ed. revisada, 2009), ambos publicados por Alianza Editorial. Ha traducido también, entre otros libros, De Madonna al canto gregoriano. Una muy breve introducción a la música, de Nicholas Cook; La interpretación histórica de la música, de Colin Lawson y Robin Stowell; Notas para piano y Música y sentimiento, de Charles Rosen; Johann Sebastian Bach. Una herencia obligatoria, de Paul Hindemith; El ruido eterno y Escucha esto, de Alex Ross; Apuntes biográficos sobre Joseph Haydn, de Georg August Griesinger; y La música en el castillo del cielo. Un retrato de Johann Sebastian Bach, de John Eliot Gardiner. También ha traducido los libretos de más de un centenar de óperas y oratorios, de Monteverdi a John Adams.

    Prepara habitualmente los subtítulos en español para la Royal Opera House de Londres y el Digital Concert Hall de la Orquesta Filarmónica de Berlín. Ha editado, para el Archivo Manuel de Falla de Granada, el libro Falla-Chopin. La música más pura, y escrito y editado, para la Orquesta Nacional de España, los volúmenes monográficos dedicados a la música de la Viena de 1900, la inspirada por el Fausto de Goethe, el ciclo titulado Mirada a Oriente y un libro monográfico sobre el compositor estadounidense Elliott Carter.

    Ha sido director artístico del Liceo de Cámara de la Fundación Caja Madrid (2006-2014) y comisario de la exposición conmemorativa del 25º aniversario del Auditorio Nacional de Música. Es editor de Revista de Libros, crítico musical de El País y codirector, junto con Tabea Zimmermann, de la Beethoven-Woche en la Beethoven-Haus de Bonn.

La segunda generación

Ludwig van Beethoven y Franz Schubert, estrictos coetáneos y vecinos durante años en la ciudad de Viena, se encontraron el cuarteto de cuerda como un género ya perfectamente definido por Joseph Haydn y Wolfgang Amadeus Mozart. Y ambos serían los encargados de escribir el siguiente gran capítulo de su historia, aunque con una diferencia esencial. Desde su primera colección juvenil (la Op. 18), Beethoven supo situarse ya a la altura de sus ilustres predecesores, y en sus dos posteriores entregas (que se corresponden exactamente con su llamada época media y con el estilo personalísimo que acuñó en sus últimos años) supo imbuir al cuarteto, primero, de una amplitud formal hasta entonces sin precedentes y, después, de un tono subjetivo y casi confesional que habría de convertirse en una de sus principales señas de identidad.

Franz Schubert, por el contrario, mostró una precocidad asombrosa en la composición de canciones, pero su dominio de la gran forma en su música instrumental llegaría únicamente tras un largo proceso de aprendizaje que, en el ámbito cuartetístico, culminaría con dos obras perfectamente equiparables a las de su admirado Beethoven: el Cuarteto “La muerte y la doncella” (que recibe su nombre de una serie de variaciones sobre una melodía de la canción homónima, que hacen las veces de movimiento lento) y el monumental Cuarteto en Sol mayor, una obra con una semilla de futuro comparable a la que contienen los últimos cuartetos de Beethoven, presagiados ya en más de un sentido por su propio Cuarteto Op. 95.