La sombra de Beethoven, 1830-1870 Viernes Temáticos Historia del cuarteto en siete conciertos

La sombra de Beethoven, 1830-1870

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Van Kuijk. Nicolas van Kuijk y Sylvain Favre-Bulle, violín. François Robin, violonchelo
Eva Sandoval, presentación

La angustia que el legado beethoveniano dejó en sus herederos provocó que en los años centrales del siglo xix se compusieron menos cuartetos. Pese a ello, autores como Mendelssohn o Schumann hicieron avanzar al género con obras que combinan la solidez formal con la atención a los aspectos sonoros. El mundo germánico sigue predominando sobre el género.

Multimedia

      1. Felix Mendelssohn (1809-1847)
      1. Cuarteto en Mi menor Op. 44 nº 2
      1. Robert Schumann (1810-1856)
      1. Cuarteto en La menor Op. 41 nº 1

  1. Cuarteto Van KuijkCuarteto Van Kuijk

    El Cuarteto Van Kuijk, que actualmente forma parte del programa New Generation Artists de la BBC, fue reconocido con los premios a la mejor interpretación de Beethoven y Haydn en el Concurso Internacional de Cuarteto de Cuerda del Wigmore Hall en 2015. Además, ha ganado el premio de la audiencia en el Concurso Internacional de Música de Cámara de Trondheim, y en la Academia del Festival de Aix-en-Provence. En la temporada 2017-2018, el cuarteto forma parte de la lista de ECHO Rising Star.

    La formación actúa de forma regular en los principales escenarios internacionales: el Wigmroe Hall de Londres, el Auditorio del Louvre (París), la Tonhalle (Zúrkich), la Musikverein (Viena), y en festivales como los de Heidelberg, Verbier, Aix-en-Provence y Stavanger. Cuarteto en residencia de Proquartet (París), el grupo estudia con miembros de los cuartetos Alban Berg, Artemis y Hagen. Además, participa en las academias internacionales de Aix-en-Provence, Verbier y en la Academia Internacional de Cuarteto de Cuerda McGill en Montreal, con Michael Tree y André Roy, y el Curso Internacional de Música de Cámara Weikersheim con el Cuarteto Vogler y Heime Müller.

    El Cuarteto Van Kuijk graba en exclusiva para el sello Alpha Classics. Su primera grabación fue lanzada en otoño de 2016 y obtuvo el aplauso unánime de la crítica. A finales de 2017 el cuarteto publica su segundo disco, con música francesa.

  1. Eva Sandoval

    Nacida en León, obtiene el título de Profesora de Piano en el Conservatorio Profesional de su ciudad natal (2000) y el Superior de Musicología en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca (2005). En marzo de 2008 inicia su actividad como informadora en Radio Clásica de RTVE.También participa como presentadora de los conciertos de la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE, así como de otros eventos, en Los conciertos de La 2. Ha colaborado en revistas de divulgación musical (AudioClásica, Scherzo, Ritmo); escribe regularmente notas al programa para las principales instituciones musicales españolas, imparte conferencias divulgativas y clases como profesora honorífica en la Universidad Complutense de Madrid. Asimismo, interviene como moderadora de mesas redondas y presenta discos y conciertos de música clásica.

Una mirada a los orígenes

Los cuartetos de Haydn, Mozart y el Op. 18 de Beethoven constituyeron los modelos a seguir para los compositores nacidos en los primeros años del siglo xix. El retorno a las estrategias clásicas en la estructura formal y en el desarrollo motívico se convirtió en una constante durante las décadas centrales de la centuria. Se trataba de un alejamiento consciente de las propuestas más experimentales del genio de Bonn, bien por inalcanzables, bien por incomprendidas. Después de todo, ¿alguien podía plantearse siquiera continuar el género a partir de su Op. 131?

Felix Mendelssohn intentó con tesón y constancia desde la adolescencia hasta el final de su vida llegar a dominar el arte del cuarteto de cuerda, uno de los mayores retos para los músicos de cualquier época. Curiosamente, en sus primeras aproximaciones se fijó en los últimos cuartetos beethovenianos, mientras que en el Op. 44 (1837-1838) volvió la mirada a los orígenes. Quizás por eso, esta colección comenzó muy pronto a formar parte del repertorio canónico del género. No en vano, su contemporáneo y amigo Robert Schumann escribió los únicos tres cuartetos de cuerda de su catálogo (op. 41) siguiendo aquella estela. A diferencia de Mendelssohn, el autor de Zwickau se interesó por esta formación en un momento muy concreto de su trayectoria: los meses de junio y julio de 1842. Sin embargo, a pesar de esta incursión tan fulgurante, nos dejó una de las series fundamentales del primer Romanticismo en la que sobresale el nº 1.