Las escritoras románticas: de la rebeldía a la tristeza Ciclos de conferencias Mujer y Romanticismo: breve historia de una rebelión

Las escritoras románticas: de la rebeldía a la tristeza

  1. Este acto tuvo lugar el
Anna Caballé

Multimedia

  1. Anna CaballéAnna Caballé

    Profesora titular de Literatura Española de la Universidad de Barcelona, donde es responsable de la Unidad de Estudios Biográficos. Ha sido profesora visitante de la Universidad de Virginia (Estados Unidos), de la Wszechnica Polska (Varsovia) y de la PUCRS (Brasil). Especialista en escritura auto/biográfica, es autora de los libros: La vida y la obra de Paulino Masip (1987), L'adeu a Adrià: homenatge a Marguerite Yourcenar (1989), Narcisos de tinta. Ensayo sobre la literatura autobiográfica en lengua castellana (1939-1975) (1995), Mi vida es mía, (2000, en colaboración con Joanna Bonet), Francisco Umbral. El frío de una vida (2004), Cinco conversaciones con Carlos Castilla del Pino (2005), Una breve historia de la misoginia (2006), El bolso de Ana Karenina (2008), Carmen Laforet. Una mujer en fuga (2010, con Israel Rolón, Premio Gaziel de Biografías), El feminismo en España. La lenta conquista de un derecho (2013), ¿Por qué España? Memorias del hispanismo estadounidense (2014) y Pasé la mañana escribiendo. Poética del diarismo español (2015, Premio Manuel Alvar de estudios humanísticos), entre otros.

    Además ha editado La tía Tula y Amor y pedagogía de Miguel de Unamuno (1990 y 1991) y Mi defensa. Recuerdos de provincia de Domingo Faustino Sarmiento (1996) y ha dirigido la colección La vida escrita por las mujeres (2003 y 2004), en cuatro volúmenes.

    Ha sido editora de la revista Memoria, dedicada al rescate y estudio del patrimonio autobiográfico del ámbito hispánico. Es colaboradora habitual del suplemento cultural ABC Cultural del periódico ABC y preside la Asociación Clásicas y Modernas.

    Su último libro es la biografía Concepción Arenal (2018) en la colección "Españoles eminentes", dirigida por la Fundación Juan March y editada por Taurus.

Siguiendo el hilo de la famosa frase de Voltaire, “Il faut cultiver son jardin” (Hay que cultivar nuestro jardín) que, en el contexto de Cándido, es la expresión de una derrota, cabe pensar que también las escritoras románticas (Gertrudis Gómez de Avellaneda, Carolina Coronado, Juana de Vega –condesa de Espoz y Mina–, entre otras), después de una juventud fogosa, desafiante y temperamental, de bregar contra la mentalidad masculina que acogía con desdén su deseo de dedicarse profesionalmente a las letras, se retiraron del mundo y se refugiaron en la soledad silenciosa y melancólica de su experiencia acumulada. Sin embargo, ahora consideramos que su labor no fracasó: fueron pioneras en la incorporación profesional de la mujer a la literatura.