Clausura de la Temporada 2017-18. Schubert tardío: la trilogía de 1828 Concierto Extraordinario

Clausura de la Temporada 2017-18. Schubert tardío: la trilogía de 1828

  1. Este acto tuvo lugar el
  2. Entrevista previa a las
Elisabeth Leonskaja, piano
Miguel Ángel Marín entrevistado por Luis Gago
En los últimos meses de vida, Schubert volvió su corazón hacia los géneros musicales más íntimos: el Lied y la sonata para piano. Parece milagroso que en solo unas semanas compusiera tres monumentales sonatas (D 958, D 959 y D 960), concebidas como una trilogía con ideas compartidas. Podría parecer paradójico hablar de estilo tardío en un compositor fallecido con solo 31 años. Y, sin embargo, las sonatas de 1828 condensan algunos de sus rasgos esenciales: evocación del infinito, ralentización de los tempi, grandiosidad en la forma y audacia en las modulaciones. La interpretación de estas tres obras grandiosas en un mismo recital invita a adentrarse en un arte visionario −espiritualmente asociado a las pinturas negras de Goya, fallecido el mismo año que Schubert− que demanda del oyente un cambio en la escala temporal de escucha.

Multimedia

  1. I
      1. Franz Schubert (1797-1828)
      1. Sonata en Do menor D 958
      2. Sonata en La mayor D 959
  2. II
      1. Franz Schubert
      1. Sonata en Si bemol mayor D 960

  1. Elisabeth LeonskajaElisabeth Leonskaja

    Durante décadas, Elisabeth Leonskaja ha estado entre las pianistas más relevantes de nuestro tiempo. En un mundo dominado por los medios de comunicación, Elisabeth Leonskaja se ha mantenido fiel a sí misma y a su música, siguiendo los pasos de los grandes músicos rusos de la época soviética como David Óistraj, Sviatoslav Richter y Emil Guilels.

    Nacida en Tiflis (Georgia), siendo estudiante del Conservatorio, ganó premios en prestigiosos concursos internacionales de piano como el George Enescu, el Marguerite Long y el Reina Isabel. Muy influida por su colaboración profesional con Richter, en 1978 abandonó la Unión Soviética y se asentó en Viena.

    Ha actuado como solista con las orquestas más importantes del mundo, con directores como Kurt Masur, Sir Colin Davis, Yuri Temirkanov o Maris Jansons. Es invitada con frecuencia a los más destacados festivales. A pesar de su apretada agenda, reserva un importante espacio para la música de cámara, colaborando con formaciones como el Cuarteto Artemis, el Cuarteto Borodín o el Cuarteto Emerson.

    Entre sus numerosas grabaciones destacan los Conciertos para piano de Chaikovski con la Orquesta Filarmónica de Nueva York bajo la batuta de Kurt Masur, los Conciertos de Chopin con la Orquesta Filarmónica Checa bajo la batuta de Vladímir Áshkenazi y los Conciertos de Shostakóvich con la Orquesta de Cámara de San Pablo. En febrero de 2016 lanzó el primer volumen de la colección completa de las Sonatas de Schubert con la discográfica de eaSonus, y en primavera de 2018 se presenta el segundo