2/4 Conciertos del Sábado Partitas bachianas

2/4

  1. Este acto tuvo lugar el
Midori Seiler, violín barroco

Bach comenzó a trabajar en sus Sonatas y partitas para violín solo durante su estancia en Weimar, mientras ocupaba el puesto de concertino en la orquesta de la corte. La colección quedaría concluida en 1720 e incluye tres sonate da chiesa y tres partitas que siguen el modelo de la suite de danzas, al que añaden una monumental chacona (Partita BWV 1004) o un preludio de inspiración laudística (Partita BWV 1006).
 

Multimedia

      1. Johann Sebastian Bach (1685-1750)
      1. Partita nº 2 en Re menor para violín solo BWV 1004
      2. Partita nº 3 en Mi mayor BWV 1006
Midori Seiler toca un violín original Guarnieri (c. 1680)

  1. Midori SeilerMidori Seiler

    Con orígenes bávaros y japoneses, hija de dos pianistas, Midori Seiler creció en Salzburgo y se formó musicalmente en Basilea, Londres y Berlín. Midori vivió la expansión internacional de la Academia de Música Antigua de Berlín como miembro del grupo, asumiendo el papel de concertino en diversas ocasiones. Entre 2013 y 2016 fue directora junto con Jaap ter Linden de la Hofmusikakademie del Festival SWR de Schwetzingen, y desde 2016 es directora artística del BachCollektiv del Festival Bach de Köthen.

    Midori Seiler es una de las pocas especialistas en interpretación históricamente informada que se siente cómoda en distintas épocas de la historia de la música, ya sea interpretando conciertos barrocos (como solista en conjuntos como la Orquesta Tafelmusik de Toronto o la Orquesta del Festival de Budapest) o clásicos (de Beethoven o Mendelssohn) junto a conjuntos como Anima Eterna, la Academia de Música Antigua de Berlín o Concerto Köln.

    Como docente, Midori ha impartido numerosas clases magistrales en lugares como Zúrich, Colonia, Brujas, Amberes, Weimar, Stuttgart, Inssbruck y Verona, entre otros lugares. Tras haber sido profesora en la Universidad Mozarteum de Salzburgo, regresó a Weimar en 2017 como profesora en el Conservatorio Franz Liszt. En 2015 recibió el Premio Mozart de Sajonia en reconocimiento a “su responsabilidad al asumir la actividad artística y educativa en apoyo a la obra de Wolfgang Amadeus Mozart”.