1/3 Conciertos del Sábado Bach, el jazz y la improvisación

1/3

  1. Este acto tuvo lugar el
Baptiste Trotignon, piano
A comienzos del siglo XX, Albert Schweitzer afirmó: “no tenemos otro camino que modernizar a Bach”. Desde los años treinta, la música de Bach irrumpiría en el mundo del jazz, y la fusión de ambos causaría una auténtica conmoción en los años sesenta gracias a los discos del Jacques Loussier Trío. Hoy, la fuerza inspiradora de la música de Bach es asumida con normalidad en el entorno jazzístico.
 

Multimedia

    1. Improvisaciones sobre las siguientes obras
      1. Johann Sebastian Bach (1685-1750)
      1. Preludio en Do mayor BWV 846
      2. Fuga en Do mayor BWV 846
      3. Preludio en Fa menor BWV 881
      4. Preludio en Mi menor BWV 855
      5. Preludio en Fa sostenido menor BWV 883
      6. Fuga en Si bemol menor BWV 867
      7. Preludio en Si bemol menor BWV 867
      8. Erbarme dich, mein Gott, de la Pasión según San Mateo BWV 244
      9. Preludio en Re menor BWV 851
      10. Preludio en Re mayor BWV 850
      11. Preludio en Sol menor BWV 861
      12. Fuga en Sol menor BWV 861
      13. Preludio en Si bemol mayor BWV 866
      14. Preludio en Do mayor BWV 846
      15. Coral "Belfielh du deine Wege", de Pasión según San Mateo BWV 244 (versión de jazz)

  1. Baptiste TrotignonBaptiste Trotignon

    Estudió piano y música de cámara desde los seis años y descubrió el jazz y la improvisación en la adolescencia. Sus primeros álbumes a comienzos de la década de los 2000 atrajeron la atención del público, que pronto lo reconoció como uno de los miembros más espectaculares, completos y encantadores de una nueva generación de pianistas. Desde entonces, ha actuado en las principales salas dentro y fuera de Francia y ha ganado numerosos premios: el Premio Django Reinhardt, el Victoires du Jazz y el Grand Prix en el Concurso Internacional de Piano Martial Solal.

    En los siguientes años ha desarrollado un buen número de encuentros eclécticos, actuando con artistas como Tom Harrel, Aldo Romano o Brad Mehldau. Su primer álbum “americano”, Share, grabado en Nueva York en 2008, fue un gran éxito al que siguió un disco grabado en directo en Londres. Tras recibir en 2011 el Gran Premio de Sacem por su labor como compositor, lanzó el disco Song Song Song, en el que celebró su amor por el arte del canto e invitó a artistas como Melody Gardot. También fue nombrado Compositor del Año en los Victories de la Musique Classique por su primera pieza orquestal, un concierto para piano titulado Different Spaces. En 2016 firmó un contrato con el sello Sony Music.