Impresiones exóticas Viernes Temáticos Clichés musicales: visiones de España

Impresiones exóticas

  1. Este acto tuvo lugar el
Momo Kodama, piano
Yvan Nommick, presentación

En el siglo XIX, España fue para Francia un país exótico y oriental. Escritores y compositores forjaron un imaginario que alcanzaría sus máximas expresiones en la novela y en la ópera Carmen, y en coloridas obras orquestales como España de Chabrier. Poco más tarde, compositores como Ravel y Debussy comenzarían a encontrar en las peculiaridades de la música popular española un recurso compositivo con el que transgredir las normas de un sistema tonal en fase de descomposición.

Multimedia

      1. Maurice Ravel (1875-1937)
      1. Pavane pour une infante défunte
      1. Claude Debussy (1862-1918)
      1. Estampes
      1. Maurice Ohana (1914-1992)
      1. Enterrar y callar, de Trois caprices
      1. Emmanuel Chabrier (1841-1894)
      1. España (arreglo de Camille Chevillard)
      1. Erik Satie (1866-1925)
      1. Españaña, de Croquis et agaceries d’un gros bonhomme en bois
      1. Claude Debussy
      1. La puerta del vino, de 24 Preludios. Libro II
      1. Rodolphe Bruneau Boulmier (1983)
      1. A las cinco de la tarde
      1. Maurice Ravel
      1. Miroirs (selección)

  1. Momo KodamaMomo Kodama

    Nacida en Osaka, Momo Kodama pasó su infancia en Europa. Estudió en el Conservatorio Nacional de París y más tarde completó su formación con Murray Perahia, Andras Schiff, Vera Gornostaeva y Tatiana Nikoláyeva. En 1991 se convirtió en la ganadora más joven del Concurso Internacional ARD en Múnich.

    Momo Kodama ha sido invitada a actuar con destacadas orquestas, incluyendo la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Boston, la Orquesta Estatal Bávara, la Sinfónica de Tokio, la Orquesta Sinfónica NHK, la NDR de Hamburgo, la Orquesta de Cámara de París, la Filarmónica de Montecarlo y la Real Filarmónica de Liverpool, con directores como Seiji Osawa, Eliahu Inbal, Charles Dutoit, Lawrence Foster, Kent Nagano, André Prévin y sir Roger Norrington.

    Ha actuado en prestigiosos festivales, incluyendo el Festival Marlboro en los Estados Unidos, el Festival Verbier en Suiza, La Roque d’Anthéron, el Festival Chopin y el Festival d’Automne en Francia, el Festival Enescu en Rumanía, el Festival Tivoli en Dinamarca, Settembre Musica en Italia y el Festival de Schleswig Holstein en Alemania. Con frecuencia ha colaborado con músicos como Renaud Capuçon, Christian Tetzlaff, Steven Isserlis y Jörg Widmann.

    Reconocida intérprete de la música de Olivier Messiaen, Kodama ha recibido el Premio Saji Keizo de la Fundación Suntory en Japón por su contribución a la difusión de la música contemporánea. Entre sus últimas actuaciones destacan conciertos en el Festival de Lucerna, en el Wigmore Hall y en la Ópera de Tokio (donde ha estrenado los Études de Toshio Hosokawa), en la Musikverein de Viena con la Orquesta Tonkünstler, y en la Maison de Radio France, el Teatro de los Campos Elíseos y la Philharmonie de París.

  1. Yvan NommickYvan Nommick

    Yvan Nommick es intérprete (pianista y director de orquesta), compositor y musicólogo; es doctor en Musicología por la Universidad de París-Sorbonne. Ha sido profesor de dirección de orquesta en la Schola Cantorum de París, director del Archivo Manuel de Falla, y director de estudios artísticos de la Casa de Velázquez (institución de altos estudios científicos y artísticos dependiente del Ministerio de Enseñanza Superior e Investigación de Francia). Desde 2011 es catedrático de Musicología de la Universidad Paul-Valéry Montpellier 3 (Francia), de cuyo Departamento de Música y Musicología ha sido el director.

    Ha impartido numerosos cursos, seminarios y conferencias. Destacan sus colaboraciones con las Universidades de Alcalá, Autónoma de Barcelona, Autónoma de Madrid, City University of New York, Granada, Guanajuato (México), Lille, Málaga, Murcia, Oviedo, París-Sorbonne, Tours, Universidad Nacional Autónoma de México y Varsovia.

    Ha publicado varios libros y más de un centenar de trabajos científicos sobre Albéniz, Chopin, Debussy, Dukas, Falla, Messiaen, Ravel, Rodrigo, Schubert, Turina, la música de los siglos XIX y XX y las relaciones entre música, artes visuales y matemáticas, en revistas como Cahiers Debussy, Mélanges de la Casa de Velázquez, Quodlibet, Recerca Musicològica o Revista de Musicología. También participa en el diccionario Die Musik in Geschichte und Gegenwart (MGG) y en la Gran Enciclopedia Cervantina, y ha realizado las nuevas ediciones de las obras de Manuel de Falla Concerto para clave, El amor brujo, El retablo de maese Pedro y El sombrero de tres picos, así como una edición crítica de la música incidental de Falla para El Misterio de los Reyes Magos.

Del exotismo a la abstracción: visiones de España en la música francesa

A lo largo de los siglos, han sido muchas las conexiones musicales que se han trenzado entre Francia y España, dos países que comparten un extenso patrimonio histórico, cultural y artístico. España ha inspirado un número importante de obras maestras de la música francesa y Francia, a su vez, ha sido uno de los polos de atracción tradicionales para los músicos y artistas españoles. El influjo de España en los compositores franceses se tradujo en títulos como la rapsodia para orquesta España (1883) de Chabrier –cuya versión para piano escucharemos en este concierto– o la ópera Carmen (1875) de Bizet, música genial que trasmite, sin embargo, una imagen tópica de España.

La siguiente generación de músicos franceses, en particular Debussy y Ravel, creó una música de color español menos pintoresca, más estilizada, que busca la evocación y no se basa en estereotipos; como muy bien escribe Manuel de Falla, Debussy “ha comprendido y expresado la esencia misma de la música española”. Cuando la atracción por España se conjuga con la fascinación por la Alhambra de Granada, fenómeno que se ha denominado “alhambrismo”, desemboca en obras tan sugestivas como La soirée dans Grenade (1903) de Debussy.

Cuarenta años después, Maurice Ohana, compositor de cultura franco-española, y que reivindicaba una doble ascendencia musical, Debussy y Falla, ofrecerá una música de tema español más abstracta: su Capricho nº 1, Enterrar y callar (1943-1944), que se inspira en el grabado epónimo de la serie Desastres de la guerra de Goya. Ohana traduce sin concesiones, y con gran tensión sonora, el carácter trágico y desolado de la estampa goyesca.