Sófocles: un eslabón fundamental en la consolidación de la tragedia griega y occidental Ciclos de conferencias Teatro griego: origen, autores y puesta en escena

Sófocles: un eslabón fundamental en la consolidación de la tragedia griega y occidental

  1. Este acto tuvo lugar el
José María Lucas

Multimedia

  1. José María LucasJosé María Lucas

    Catedrático de Filología Griega de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, antes fue profesor en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido Investigador Principal (IP) de varios proyectos de investigación financiados, entre los últimos: "La obra perdida de Esquilo" (2007-2009) y "El Mundo Clásico en la Ópera" (2011-2013).

    Ha sido editor y traductor de Áyax, Las Traquinias, Antígona, Edipo Rey de Sófocles (1977), Fragmentos de Sófocles (1983), Discursos. Testimonios y cartas de Esquines (2002) y Fragmentos. Testimonios de Esquilo (2008). Asimismo ha escrito el libro Estructura de la tragedia de Sófocles (1982) y es coautor de los volúmenes Raíces griegas de la cultura moderna (1976, con F. Rodríguez Adrados y P. Bádenas de la Peña) y Antología de Iniciación al Griego (1998, junto a Rosa Pedrero Sancho), entre otros.

El teatro griego, y tal vez de forma especial la tragedia, tuvo un desarrollo sorprendentemente rápido en su aparición y consolidación. En pocos decenios se pasó de un contexto ritual a otro estrictamente literario. Y, de igual manera, en la progresión de sus tres grandes figuras (Esquilo, Sófocles y Eurípides) percibimos una evolución y diferenciación sorprendente entre ellos, que en buena medida estaba en consonancia a su vez con la evolución del contexto democrático y político en que se desarrolló.

Sófocles marcó la transición del biempensante Esquilo, defensor de la justicia divina, al moderno y revolucionario Eurípides. Suele decirse, y con razón, que Sófocles fue el gran creador de una técnica teatral ejemplar, porque sus tragedias están construidas milimétricamente, de forma que la meticulosa progresión de la acción escénica está determinada por una rigurosa funcionalidad dramática. Pero, al lado de esta atención cuidadosa al aspecto formal, no es menos cierto que también alcanzó la cima en la creación del nudo trágico por antonomasia, donde las partes enfrentadas, ambas perfectamente defendibles, no pueden, sin embargo, llegar a una salida comprensible. En este sentido, podría tal vez decirse que sus obras representan la tragedia por antonomasia. Y Antígona y Edipo rey son dos ejemplos modélicos, y su pervivencia en la recepción cultural occidental lo reafirma.

  • Bollack, J., La mort d’ Antigone. La tragédie de Créon, Presses Univ. de France: París, 1999.
  • Easterlin, P. E., The Cambridge Companion to Greek Tragedy, Cambridge Univ. Press: Cambrige, 1997
  • Lucas, J. Mª, Estructura de la tragedia de Sófocles, CSIC (Manuales y Anejos de Emérita, 34): Madrid, 1982.
  • Segal, Ch. (1995), El mundo trágico de Sófocles, Gredos: Madrid, 2013.
  • Zimmermann, B. (2000), Europa y la tragedia griega. De la representación ritual al teatro actual, Siglo XXI: Madrid, 2012.