París 1918-1945: Picasso, Le Corbusier, Breton Ciclos de conferencias Cuatro ciudades. Episodios de la historia cultural del siglo XX en Occidente

París 1918-1945: Picasso, Le Corbusier, Breton

  1. Este acto tuvo lugar el
Luis Fernández-Galiano

Multimedia

  1. Luis Fernández-GalianoLuis Fernández-Galiano

    Arquitecto y crítico. Es catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid y, desde 1985, director de la revista AV/Arquitectura Viva. Entre 1993 y 2006 estuvo a cargo de la página semanal de arquitectura del diario El País, donde actualmente colabora en la sección de Opinión. Ha sido Cullinan Professor en la Universidad de Rice, Franke Fellow en la Universidad de Yale, investigador visitante en el Centro Getty de Los Ángeles y crítico visitante en las universidades de Harvard y Princeton, así como en el Instituto Berlage. También ha dirigido cursos en las universidades Menéndez Pelayo y Complutense de Madrid.

    Fue presidente del jurado en la 9ª Bienal de Arquitectura de Venecia y de la XV Bienal de Arquitectura de Chile, experto y jurado del Premio europeo Mies van der Rohem, comisario de exposiciones como El espacio privado, Eurasia Extrema (en Tokio y Madrid), Bucky Fuller & Spaceship Earth y Jean Prouvé: belleza fabricada (estas dos con Norman Foster) y ha formado parte del jurado de numerosos concursos internacionales en Europa, América y Asia, incluyendo los de la Biblioteca Nacional de México y el Museo Nacional de Arte de China.

    Es miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Real Academia de Doctores de España. Entre sus libros se cuentan La quimera moderna, El fuego y la memoria (en inglés como Fire and Memory), Spain Builds (con el MoMA en la versión inglesa, y presentado en su versión china en simposios en Shanghái y Pekín). También es editor y coautor de una serie de cuatro volúmenes titulada Atlas, arquitecturas del siglo XXI.

    Recientemente ha publicado Años alejandrinos (2019), dos volúmenes recopilatorios de artículos publicados en El País entre 1993 y 2006.

Tras el Armisticio que puso fin a la Gran Guerra, París se convirtió en la ciudad favorita de la intelligentsia internacional y una indubitada capital de las artes. Desvanecidos los fulgores de la Belle Époque tras el drama bélico, la urbe embellecida por la colosal transformación de Haussmann vivió unos años de feliz explosión creativa, descritos por Ernest Hemingway como una fiesta permanente.

Fue el tiempo de Cocteau y su retorno al orden, de Breton y la revolución surrealista, de Diághilev y los Ballets Rusos, de Ravel o Eric Satie, de Modigliani y la variopinta Escuela de París: una etapa presidida por la gigantesca figura de Picasso, que había abandonado ya el cubismo desarrollado junto a Braque, pero que vio florecer sus geometrías analíticas en la obra de un arquitecto que adoptó el nombre Le Corbusier en 1920, construyó villas blancas y abstractas para los mismos americanos que compraban pinturas de Picasso y propuso transformaciones radicales de París. En 1925 su pabellón del Esprit Nouveau se alejó de la estética kitsch del Art déco dominante en la gran exposición de ese nombre, y en la de 1937 su discípulo Sert levantó un pabellón de la España en guerra con el Guernica como icono. Pero la futura conflagración se anunciaba allí en los pabellones enfrentados de Alemania y la URSS, y si nuestro relato ha llevado su término hasta 1945 es solo para recordar la colaboración de Le Corbusier con el régimen de Vichy o los estrenos de Sartre en el París ocupado.

  • Hemingway, E. (1964), París era una fiesta, Lumen: Barcelona, 2013.
  • Stein, G. (1933), Autobiografía de Alice B. Toklas, Lumen: Barcelona, 2014.