El gran teatro de Segismundo Ciclos de conferencias Arquetipos teatrales del Siglo de Oro

El gran teatro de Segismundo

  1. Este acto tuvo lugar el
Germán Vega García-Luengos
Francesco Carril y Karina Garantivá, actuación

Multimedia

  1. Germán Vega García-LuengosGermán Vega García-Luengos

    Nacido en León, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en la Universidad de Valladolid, donde es catedrático de Literatura Española. Ha investigado sobre literatura medieval y de los Siglos de Oro: Cantar de Mío Cid, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Cervantes. Su especialidad es el teatro clásico, del que ha publicado más de un centenar y medio de estudios dedicados a la localización y registro de textos, problemas de autoría, recepción a través de la representación y la lectura, e implicaciones históricas y literarias. Entre los autores estudiados figuran Lope, Calderón, Godínez, Mira, Rojas Zorrilla, Alarcón, Tirso y Luis Vélez. De sus aportaciones destaca el hallazgo de un número notable de testimonios críticos novedosos, algunos correspondientes a comedias desconocidas de Calderón, Alarcón, Vélez, Mira, Rojas, entre otros.

    Fundador del Festival Olmedo Clásico en 2006, ha sido codirector de las trece ediciones celebradas hasta la fecha y coordinador de sus jornadas. Dirige el portal Teatro Clásico Español (TCE) de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, así como otros dedicados a dramaturgos y fondos teatrales. Ha dirigido un buen número de proyectos de investigación, congresos y programas de doctorado. Coordina dos colecciones dedicadas al Siglo de Oro: "Fastiginia" y "Olmedo Clásico". Es presidente de honor de AITENSO y miembro de los consejos de redacción de diversas editoriales y revistas.

    Es autor de media docena de trabajos sobre La vida es sueño de Calderón de la Barca.

  2. Francesco CarrilFrancesco Carril

    Director de teatro y actor, finaliza sus estudios de interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid y continúa su formación en Brujas (Bélgica) estudiando con The Michael Chekhov Europe. Desde 2008 colabora con el Odin Teatret, dirigido por Eugenio Barba. Ha trabajado en teatro con directores como Eduardo Vasco, Álvaro Lavín, Miguel del Arco, Carlos Celdrán, Antonio Rodríguez y Ernesto Caballero, entre otros. En 2007 funda su propia compañía, Teatro-Saraband, con la que ha estrenado y dirigido varios montajes en España, entre estos Mejor historia que la nuestra de Lucía Carballal y la adaptación de Ana Karenina de Tolstói.

    Ha formado parte de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, protagonizando tres de sus montajes, y de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (Entremeses barrocos, Todo por el dinero, El alcalde de Zalamea). Recientemente, en 2017 trabajó a las órdenes de Víctor Velasco en Furiosa Escandinavia de Antonio Rojano y bajo dirección de Pablo Messiez en Bodas de sangre de Federico García Lorca. En 2018 ha participado en dos funciones, El tratamiento escrito y dirigido por Pablo Remón, y La Valentía de Alfredo Sanzol, con la que está de gira hasta 2019.

    En el cine ha protagonizado dos largometrajes de Jonás Trueba: Los ilusos (2013) y La reconquista (2016).

  3. Karina GarantiváKarina Garantivá

    Actriz, productora y directora teatral, es licenciada en Interpretación por la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Debutó como actriz con Presas (2005) de Ignacio del Moral y Verónica Fernández, bajo la dirección de Ernesto Caballero. Posteriormente se convirtió en la gestora, productora y actriz de la obra Maniquís (2008) de Ernesto Caballero. En 2009 fundó el Proyecto Maniquís. Asimismo es productora de la compañía Teatro el Cruce, dirigida por Ernesto Caballero y para la que diseñó varias producciones.

    Ha participado como actriz de teatro, entre otros montajes, en La fiesta de los jueces, basada en El Cántaro Roto de Heinrich Von Kleist; Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós; En la vida todo es verdad y todo mentira de Calderón de la Barca; Como gustéis de William Shakespeare; y más recientemente en Festen de Thomas Vinterberg y Mogens Rukov, dirigida por Magüi Mira, y en El jardín de los cerezos de Chéjov, con dirección de Ernesto Caballero.

    Es fundadora y directora de la compañía Primas de Riesgo, con la que ha estrenado varios montajes (Runners, con dirección de Ernesto Caballero, y Naces, consumes, mueres El mágico prodigioso de Calderón de la Barca, ambas dirigidas por Karina Garantivá).

Pocos personajes del teatro universal nos impresionan tanto como este príncipe polaco arrastrado por circunstancias excepcionales a pensamientos y actos extremos, que el espectador descubre sin tregua. La acción que protagoniza Segismundo, junto a las otras figuras que comparten su peculiar gran teatro del mundo, es de tal exuberancia que hasta para soñada le parece excesiva: "que no es posible que quepan / en un sueño tantas cosas". Pero el vértigo de tantos sucesos no le impide –más bien le exige– pensar y decidir; y no sobre cuestiones menores, sino sobre las más radicales que cabe plantearse al hombre, y que en ese momento de la Modernidad europea eran objeto de atención por las mentes más reflexivas: la esencia y el sentido de la vida, la libertad, el comportamiento moral, los límites del poder, la dignidad personal, la educación, el amor. Y todo verbalizado con magníficos versos, grabados en la memoria de la gente por generaciones.

Calderón profesaba a La vida es sueño una estima especial, adelantándose a la que hoy disfruta. No tenía treinta años cuando la compuso a base de combinar genialmente lo que el pensamiento y la literatura de la época le ofrecían, empezando por esa metáfora troncal del sueño de la vida, tan apropiada para expresar la fugacidad, la inestabilidad, el engaño de los sentidos que caracterizan la concepción del mundo en el Barroco. Y otro tanto puede decirse del resto: nada hay en su textura dramática que no hubiera sido utilizado por la Comedia Nueva, que ya entonces había producido miles de textos para atender la adicción teatral de un público de variada condición.

Seguirle los pasos a Segismundo, analizar sus actos y palabras y, sobre todo, compartir sus preguntas e inquietudes sobre nosotros mismos es el propósito de la sesión, donde podremos oír las palabras del propio Calderón en algunas de las voces más cualificadas del panorama actoral.

  • Calderón de la Barca, P., La vida es sueño, Guillermo Serés (ed.), pról. de Francisco Rico, Plaza y Janés: Barcelona, 1999.
  • -----, Evangelina Rodríguez Cuadros (ed.), Espasa Calpe (Austral): Madrid, 2006.
  • -----, Felipe B. Pedraza Jiménez (ed.), Edebé: Barcelona, 2011.
  • -----, José Mª Ruano de la Haza (ed.), Castalia: Madrid, 2012.
  • -----, introducción y notas de Domingo Ynduráin, Alianza Editorial: Madrid, 2013.