El Ars Subtilior y la música del Gran Cisma (siglo XIV) Viernes Temáticos El origen medieval de la música europea (siglos IX-XV)

El Ars Subtilior y la música del Gran Cisma (siglo XIV)

Este acto se encuentra suspendido hasta una fecha por determinar

Corina Marti, dirección artística, clavisimbalum, flauta y dirección
Michal Gondko, dirección artística, laúd y dirección
La Morra. Anna Miklashevich, soprano. Doron Schleifer, contratenor. Ivo Haun de Oliveira, tenor. Natalie Carducci, fídula o viela
Màrius Bernadó , presentación
  • Dónde Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. Ver en Google Maps

  • Entrada Libre hasta completar el aforo.

El traslado del papado a Avignon en 1309 añadió incertidumbre al otoño de la Edad Media. En este contexto, surgen músicas sofisticadas concebidas para el disfrute de una selecta minoría, a la vez que proliferan las piezas religiosas que suplican el fin del cisma o que alaban a papas y antipapas.

      1. Franciscus Andrieu (c. XIV)
      1. Armes, amours / O flour
      1. Johannes Ciconia (1335-1411)
      1. Gloria. Suscipe trinitas
      1. Johannes Carmen (1400-1420)
      1. Venite adoremus / Salve Sancta
      1. Anónimo
      1. Dança amorosa. Trotto
      1. Anónimo
      2. Michal Gondko
      1. Chançonetta tedescha
      1. Jaquemart le Cuvelier (1372-1387)
      1. Se Galaas et le puissant Artus
      1. Jacopo da Bologna (c. 1340-c. 1386)
      1. Sotto l'imperio del posente prinçe
      1. Nicolaus Frangens de Leodio (0-1433)
      1. Argi vices Polyphemus / Tum Philemon
      1. Nicolaus Zacharie (c. 1420-1466)
      1. Già per gran nobeltà
      1. Jaquemin de Senleches (1382-1383)
      1. En attendant esperance
      1. Filipotto da Caserta (c. 1370)
      1. Par les bons Gedeon et Sanson
      1. Matteo da Perugia (1400-1416)
      1. Ave sancta mundi salus / Agnus Dei

  1. La MorraLa Morra

    Es uno de los conjuntos de música tardomedieval más destacados de toda Europa. Su nombre está tomado de la fantasía instrumental homónima compuesta por Heinrich Isaac, y su sede se sitúa en Basilea, donde la tradición de la interpretación históricamente informada se remonta a los años treinta del siglo XX.

    Bajo la dirección conjunta de Corina Marti y Michal Gondko, La Morra se adapta a los requerimientos de cada repertorio. Sus actuaciones han llevado al conjunto a actuar en toda Europa, en Estados Unidos y en Extremo Oriente, en los festivales, ciclos y salas más relevantes. Sus grabaciones han gozado del aplauso unánime de la crítica, y han merecido premios como el Diapason d’Or, Jahrespreis de Deutschen Schallplattenkritik o el Premio Noah Greenberg de la American Musicological Society.

  1. Màrius BernadóMàrius Bernadó

    Ha cursado estudios de música en el Conservatorio de Barcelona, de Historia del Arte (especialidad Musicología) y de Filosofía en la Universidad Autónoma de Barcelona, y de Liturgia en la Facultad de Teología de Cataluña. Dirige la colección DeMusica y la serie Iberian Early Music Studies de Edition Reichenberger (Kassel) y es responsable o asesor de diversos proyectos editoriales dedicados a ediciones y ensayos de música y estudios musicológicos.

    Desde sus diversas responsabilidades profesionales ha desarrollado una importante actividad de gestión cultural y de difusión musical como programador, crítico y ensayista. Colabora regularmente con diversos grupos e intérpretes especializados en música antigua como asesor en proyectos de recuperación musical en conciertos y grabaciones.

    Desde el año 1995 es profesor de Historia de la Música en la Universitat de Lleida, donde dirige el Laboratorio de Musicología y el Aula de Música.

Los extremos de la sofisticación en el otoño de la Edad Media

El estilo del ars nova, predominante entre los círculos musicales más refinadas de la Europa de la segunda mitad del siglo xiv, evolucionó hacia unas formas extremadamente elaboradas y sofisticadas; hacia un manierismo que en cierta forma cierra el periodo musical de la Edad Media a la espera de una transformación, la del Renacimiento musical, que todavía se resistía a manifestarse musicalmente.

Los años finales del siglo XIV y las primeras décadas del XV asistieron a la aparición de un estilo musical deliberadamente extravagante y de una extrema complejidad, marcadamente intelectual, lleno de artificios y de una rara perfección técnica que ha encontrado en la denominación ars subtilior −el arte más sutil− una definición adecuada. El término, extraído de la expresión artem magis subtiler utilizada por Philipoctus de Caserta en su Tractatus de diversis figuris, encaja a la perfección con los ideales de una Edad Media que se resiste a desaparecer ante el avance inexorable de los nuevos tiempos. Efectivamente, se trata de un estilo musical de un gran refinamiento que se caracteriza por la complejidad de sus propuestas rítmicas y por lo alambicado de sus soluciones en cuanto a la notación.

Pero esta complejidad, esta artificiosidad consciente, no resta sensibilidad y una belleza en cierta forma fascinantes a algunas de las obras de los principales compositores que podemos adscribir a esta tendencia, activos principalmente en las cortes meridionales del sur de Francia y la Corona de Aragón, con un especial protagonismo de la corte papal de Aviñón durante el tiempo del Gran Cisma de Occidente (1378-1417)

Si bien la gramática fundamental de la música del ars subtilior mantiene firmes contactos con la del ars nova, en algunos aspectos se manifiesta sorprendentemente novedosa. Tal es el caso de los aspectos rítmicos, los ornamentales o la independencia de las voces en un tejido polifónico radicalmente polarizado, que resultan ser auténticos tour de force de ingenio y especulación, acaso uno de los experimentos más atrevidos de toda la historia de la música occidental.