Ramsés II, el defensor de un gran imperio Ciclos de conferencias Creadores de imperios

Ramsés II, el defensor de un gran imperio

Myriam Seco Álvarez
  • Dónde Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. Ver en Google Maps

  • Entrada Libre hasta completar el aforo. Un tercio del mismo se puede reservar, desde siete días antes.

  • Emisión En directo por Canal March y YouTube

  1. Myriam Seco ÁlvarezMyriam Seco Álvarez

    Arqueóloga, profesora asociada del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla. En 1990 se licenció en Historia en la Universidad de Sevilla y en 1995 se doctoró en Historia con la tesis: "Representaciones de niños en las tumbas privadas de Tebas durante la XVIII dinastía en Egipto", realizando su investigación en el Instituto de Egiptología de la Universidad de Tubinga (1992-1994). Actualmente dirige las excavaciones y la puesta en valor del templo de Millones de Años de Tutmosis III en Luxor; desarrolla este trabajo en colaboración con el Ministerio de Antigüedades Egipcio.

    Ha trabajado con el Instituto Arqueológico Alemán en la Necrópolis de Dahshur, con el Centro de Estudios Alejandrinos en el yacimiento de Qait Bay en Alejandría, con el Instituto de Arqueología Náutica en el yacimiento de Sadana Island en el Mar Rojo y en el proyecto de excavación del Templo Funerario de Amenophis III en Luxor, entre otros. Ha dirigido las excavaciones de un pecio fenicio en Tiro. También trabajó como coordinadora de la exposición "120 Años de Arqueología Española en Egipto", inaugurada en el Museo de El Cairo en 2009. Participó en el rodaje de la película, en formato IMAX, "El Misterio del Nilo".

    Es autora de varios libros y ha escrito artículos en revistas especializadas. Premio de ensayo Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2017 que concede Fundación Cajasol y Fundación José Manuel Lara por la obra escrita conjuntamente con Javier Martínez Babón. Es académica correspondiente en Egipto de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Miembro del proyecto "100 Españoles" de Marca España 2013. Es Medalla de la Ciudad de Sevilla 2019.

Para entender la situación política de la época del gran faraón Ramsés II hay que retroceder a tiempos de la afamada reina Hatshepsut quien, tras veintidós años en el poder, desaparecería de la historia. A continuación sería el faraón Tutmosis III, conocido como el "Napoleón egipcio", quien ascendería al poder en el marco de una situación internacional tensa. Según un gran texto propagandístico situado en las paredes del templo de Amón de Karnak, un amenazante ejército asiático, dirigido por el gobernante de Qadesh y probablemente auspiciado por la potente monarquía mitannia, se acantonó en la estratégica ciudad de Meguido. Ante semejante amenaza, el faraón reunió a sus hombres y marchó contra un enemigo que sería sorprendido y derrotado. Después de aquella victoriosa campaña habría operaciones militares que convertirían a Egipto en un imperio que iba desde Siria central al norte de Sudán. Los sucesores de Tutmosis III defendieron su legado, mediante guerra y diplomacia, hasta que en tiempos de Akhenatón, la administración faraónica perdería la provincia asiática de Amurru frente a los hititas. Tras una fase poco conocida en el ámbito de las relaciones exteriores, Seti I restauró el prestigio internacional de Egipto venciendo a los anatólicos y restaurando límites territoriales.

Ramsés II defendió el gran imperio frente a los hititas. Célebre es la batalla de Qadesh, en la que ambos ejércitos combatieron por el control del sur de Siria, e interesante es la acción sobre la ciudad de Dappur acaecida unos años más tarde. Sin embargo, aquella guerra de desgaste era perjudicial para las dos potencias, puesto que los hititas empezaban a sufrir la presión asiria sobre su frontera oriental y los egipcios tenían problemas con tribus libias en sus límites occidentales. Tal vez aquella panorámica geopolítica facilitó la firma del famoso Tratado de Paz y Amistad, cuyas cláusulas se conservan prácticamente enteras. La concordia entre ambos contendientes facilitó el desplazamiento de recursos militares a la costa libia y el delta occidental con el fin de crear un sistema defensivo eficaz frente a potenciales invasores. Una cadena de fortificaciones, entre las que destaca la de Zawiet Umm el-Rakham, serviría inicialmente para contener a posibles enemigos. Ramsés no olvidaría Nubia y ordenó la construcción de una serie de templos para reafirmar el poder faraónico sobre aquellos territorios meridionales.

En aquellos tiempos, Egipto disfrutó y alcanzó su máxima visibilidad. Tras su gobierno se produciría un progresivo declive.

  • Seco Álvarez, M., “Representaciones de niños en las tumbas tebanas durante la XVIII dinastía”, en KOLAIOS, 6, 1997.
  • -----, La colección egipcia de la Universidad Hispalense, Fundación El Monte: Sevilla, 2000.
  • -----, “Eduardo Toda y la Tumba de Sennedjem”, en 120 Años de Arqueología Española en Egipto [catálogo de exposición], Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales: Madrid, 2009, pp. 30-33.
  •  -----, “Últimas novedades en los trabajos de investigación del Templo de Millones de Años del faraón Tutmosis III”, en Myriam Seco Álvarez y Asunción Jódar Miñarro (eds.), Los Templos de Millones de Años en Tebas, Editorial Universidad de Granada: Granada, 2015, pp. 101-133.
  • Seco Álvarez, M., y Martínez Babón, J., Tutankhamón en España: Howard Carter, el duque de Alba y las conferencias de Madrid, Fundación José Manuel Lara: Sevilla, 2017.