(I) Conciertos del Sábado Música para dos pianos

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Atlantis/Piano dúo. Sophia Hase y Eduardo Ponce, piano

    A lo largo de cuatro conciertos escucharemos algunas de las principales obras compuestas para dos pianos a lo largo del siglo XX, aunque hemos incluído algunos ejemplos de los dos siglos anteriores para dar adecuada perspectiva al conjunto. Estas obras no necesitan excusa alguna para ser programadas, pero en esta ocasión nos sirven para presentar oficialmente el nuevo piano Steinway que la Fundación Juan March adquirió directamente la pasada primavera en la célebre fábrica de Hamburgo: Nos asesoró en su elección el pianista y catedrático Guillermo González, a quien damos las gracias públicamente. En estos conciertos podremos comparar su sonido con el del veterano Steinway que ha sido el soporte principal de nuestros conciertos durante casi tres décadas: Todavía sonará muchas veces en nuestra sala, porque su estado de "salud" es aún casi perfecto.

I. STRAVINSKY compuso el Concierto para dos pianos solos (es decir, sin orquesta) entre 1931 y 1935, año en que lo estrenó con su hijo Sviatoslav Sulima en la Sala Gaveau de París. Para muchos estudiosos es su gran obra pianística, superior a la Sonata para piano de 1924 o la Sonata para dos pianos de 1944. El primer movimiento es más sinfónico que concertante. El movimiento lento, "Notturno", es seguido de cuatro variaciones muy contrastadas e ingeniosas. La Fuga final mira más hacia Beethoven que hacia Bach.


El Concertino de SHOSTAKOVICH, uno de los grandes de la composición soviética, es obra de 1953, un año antes de que fuera nombrado "Artista del pueblo". Quedan ya lejos los tiempos de experimentación y ha aceptado ya las reprimendas del partido, pero sigue siendo siempre excelente músico. Fue escrito para su hijo Máximo, quien lo estrenó en Moscú en enero de 1954 con Alla Malotetkova.

La Suite en Fa sostenido menor, Op. 6, es de 1922, cuando el joven estudiante de apenas 16 años pasaba penurias familiares por la muerte de su padre -a cuya memoria está dedicada- además de las que eran comunes a todo el país en años tan difíciles. Es obra poco personal pero ya delata el grandísimo músico que llevaba dentro, y sus influencias.

W. LUTOSLAWSKY, el gran compositor polaco, compuso en 1941 estas encantadoras Variaciones Paganini para dos pianos siguiendo la costumbre de muchos compositores (Liszt, Brahms, Szymanovski, Rachmaninov...) que tomaron el célebre Capricho nº 24, para violín solo, y tejieron variaciones sobre las que ya había escrito el propio Paganini. Es obra un poco convencional pero de impecable oficio y muy brillante.

      1. Igor Stravinsky (1882-1971)
      1. Concerto per due pianoforti soli
      1. Dmitri Shostakóvich (1906-1975)
      1. Concertino Op. 94, para dos pianos
      2. Suite para dos pianos en Fa sostenido menor Op. 6
      1. Witold Lutoslawsky (1913-1994)
      1. Variaciones sobre un tema de Paganini