(III) Conciertos del Sábado Las sonatas para piano de Beethoven

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Julián López Gimeno, piano

Las Sonatas para piano de Beethoven son una de las más rigurosas aportaciones a la historia de la música de tecla de todas las épocas y punto esencial de la literatura pianística. Escucharlas todas constituye una de las experiencias más inolvidables que el oyente puede recibir en una sala de conciertos. Desde 1795, con las primeras dedicadas a Haydn, hasta 1822, en que Beethoven termina las dos últimas, todo cuanto ocurre en la mente del músico tiene fiel reflejo en este corpus tan ilustre.
La Fundación Juan March las hizo oír en esta misma sala en abril y junio de 1980 con José Francisco Alonso, y volvimos a programarlas en los Conciertos del sábado entre abril y junio de 1990 con Mario Monreal, en ambas ocasiones por orden cronológico. Ahora las volveremos a escuchar a cargo de ocho pianistas, y sin más orden que el que ellos mismos han elegido, procurando que en cada programa haya sonatas de distintas épocas.
Sonata nº 9 en Mi mayor, Op.14, nº 1
Las dos Sonatas Op. 14 fueron terminadas, tras la Patética, en 1799 y dedicadas a la baronesa Josephine von Braun. Constan de tres tiempos. En la primera se apunta un clima sombrío en el allegro inicial de corte clásico, el allegretto hace las veces de minueto, y quizá el tiempo más bello sea el animado rondó.
Sonata nº 8 en Do menor, Op. 13, "Patética"
La "Gran Sonata Patética para clave o pianoforte" es una de las más populares de todo el primer período beethoveniano. Terminada en 1799, está dedicada al príncipe Carl von Lichnowsky, y ostentó el título con que se la conoce desde el momento mismo de nacer. Se la ha considerado la primera obra verdaderamente genial de Beethoven. Schauffer llega a decir que con ella se crea la primera sonata moderna, al establecer los principios básicos de estructura y cohesión con la relación temática de sus tres movimientos.
Sonata nº 27 en Mi menor, Op. 90
Está escrita en 1814, un momento de crisis en la producción beethoveniana, y dedicada al conde Morit von Lichnowsky, su amigo y protector. Se distribuye en dos movimientos, dura poco más de diez minutos y su contenido antes que formal se puede considerar poético: parte de la boda del conde, no sin la oposición de su familia, con una actriz.
Sonata nº 31 en La bemol mayor, Op. 110
Beethoven terminó la composición de la Sonata Op. 110 el 25 de diciembre de 1821. La fecha de Navidad quedó consignada en el original. No aparece ninguna dedicatoria. La simple lectura de sus tempi acredita la total y absoluta voluntad de originalidad. Se parte de un moderato, para seguir con el scherzo y ofrecer el bloque último en el que se rompen todos los viejos cánones y donde se encuentra la genialidad de esta obra: Recitativos, ariosos y fugas en el corazón de la sonata clásica.

      1. Ludwig van Beethoven (1770-1827)
      1. Sonata nº 9 en Mi mayor Op. 14 nº 1 [H. 34]
      2. Sonata nº 8 en Do menor, Op. 13 "Grande Sonate Pathétique"
      3. Sonata nº 27 en Mi menor, Op. 90
      4. Sonata nº 31 en La bemol mayor Op. 110