(II) Ciclos de Miércoles Piano: música para la mano izquierda

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Joan Moll Marqués, piano

SEGUNDO CONCIERTO_________________________________________________


Moritz Moszkovski (1854-1925) fue un pianista alemán de origen polaco, discípulo de Kullak, y triunfó como concertista. Vivió en París a partir de 1899, y tuvo entre sus discípulos a los pianistas Hofmann y Perlemutter. Compuso una ópera, música sinfónica, de cámara y para piano que ha permanecido como música de salón, y por eso no ha sobrevivido, salvo sus Danzas españolas Op. 12 para piano a cuatro manos y sus series de estudios (Op. 72 y Op. 92).
Los 12 estudios Op. 92, para la mano izquierda, fueron dedicados al pianista inglés Harold Bauer -discípulo del polaco Paderevski-, y son claramente pedagógicos aunque muy variados en cuanto a su dificultad técnica: la propia del juego polifónico en piezas lentas de carácter lírico-expresivo (núms. 5 y 11), la de la velocidad a base de diseños arpegiados (2, 4 y 8), o con especial énfasis en las notas repetidas (9, 10) dobles notas (3) y octavas (12).
Como en el caso de Moszkovski, la música para piano del compositor francés Camille Saint-Saëns es mayoritariamente música de salón (mazurkas, valses, souvenirs, etc.), salvo los tres cuadernos de estudios, las Variaciones sobre un tema de Beethoven para dos pianos y los Cinco conciertos para piano y orquesta. En los cuadernos de estudios (Op. 52, 111 y 135) tenemos una escritura firme, ingeniosa, a veces atrevida, y con las influencias del piano de Liszt. Los Seis estudios Op. 135, para la mano izquierda, están dirigidos a Mme. Montigny-Rémaury, como ya se indica en los comentarios del primer concierto. Las dos primeras piezas son un Prélude ligero y espiritual y un Alla fuga a dos voces. El Moto perpetuo que sigue lleva como indicación Doux et tranquille, sans vitesse et tres également: preocupación del compositor de hacer una pieza elaborada a partir de líneas quebradas de semicorcheas que recorren una gran parte de la extensión del teclado.
La situación de «autor-puente» en la que la historia parece haber situado al alemán Max Reger (1873-1916) ha sido probablemente una de las causas de la escasa difusión que su música ha encontrado. Para los públicos convencionales, Reger parece un compositor complicado, excesivamente intelectualizado; por contra, en los circuitos dedicados a la música contemporánea, tampoco se reconoce a Reger como uno de los forjadores del lenguaje de nuestro tiempo. No cabe duda, sin embargo, que se trata de un autor de extraordinario oficio y gran dominio de su lenguaje que, con un considerable número de seguidores y discípulos, se ha erigido en estandarte de los defensores del neoclasicismo. Su obra pianística ocupa un lugar importante en el global de su producción, y otros dos compositores germánicos, Brahms y J. S. Bach, juegan un papel primordial en la génesis de sus obras, que constituyen a menudo una síntesis del arte de estos dos maestros.
Los 4 Spezialstudien para la mano izquierda son un Scherzo de forma totalmente clásica, donde son destacables las típicas modulaciones bruscas del autor; una Humoreske en la que nos presenta un tema variado, con gran diversidad de articulación y matices, así como de cambios armónicos; una Romanze de forma ternaria, con un tema expresivo cuya ornamentación progresiva es la nota más destacable, y un Präludium und Fuge, donde aborda una forma tan querida al compositor como es la fuga, y en donde su exhuberante barroquismo puede salir a flote.
La génesis del Preludio nº 6 para la mano izquierda de Federico Mompou (1893-1987) fue casual. Un día, mientras el compositor catalán hablaba con el célebre guitarrista Miguel Llobet, toqueteando en el teclado nació un diseño que le gustó y luego elaboró. A partir de cinco notas, Mompou crea un Preludio que encierra todo un mundo de fantasía, pero conservando, eso sí, el carácter improvisatorio que le diera origen. Esta pequeña obra es, en palabras de Clara Janés -biógrafa del autor- «un monólogo en el que la pasión se impone, por una vez, sobre la razón y el equilibrio», y constituye para los pianistas todo un trabajo sobre la técnica del pedal, sobre el rubato mompouniano y todo un estudio de sonoridad. Sabido es que la sonoridad y la resonancia era una de las cosas que siempre habían atraído al compositor, pues su abuelo era fundidor de campanas. La música de Mompou, casi exclusivamente pianística, es una búsqueda de la simplicidad y síntesis: la máxima expresividad con el mínimo de medios. Otro compositor y gran amigo de Mompou, Xavier Montsalvatge, Lo define así: «Lodifícil es hacer una cosa como la de Federico, tan sencilla, tan pura».
El pianista y compositor mallorquín Jaume Mas Porcel (1909) estudió en el Conservatorio de Madrid y en París, ejerciendo un importante magisterio de piano en Mallorca y Alicante. En sus composiciones utiliza con frecuencia temas populares mallorquines, aunque en el desengrasante Blues gaucho para la mano izquierda, de 1956, utiliza un juego de palabras para rendir homenaje a Glen Miller, resultando una pieza de corta duración con ritmo de fox lento.
La vasta producción pianística (~ 300 piezas) del compositor húngaro Béla Bartók (1881-1945), agrupada en 28 opus, nos ofrece la mejor perspectiva posible de sus métodos compositivos. El Estudio para la mano izquierda es la primera de las Cuatro piezas para piano, escritas en 1903. Corresponde, por tanto, al primer período compositivo, donde muestra un estilo todavía lisztiano, reconociendo a Bartók a través del vigor de ataque que exige. De considerables dimensiones, tan espectacular como exterior, este Estudio permanece todavía dentro de la tonalidad, y es necesario que el pianista posea una buena técnica de muñeca, de octavas y saltos rápidos, para vencer los serios problemas que plantea.

      1. Moritz Moszkowsky (1854-1925)
      1. Doce Estudios para la mano izquierda, Op. 92 (Núms. 4, 5, 7, 8, 11, 12)
      1. Camille Saint-Saëns (1835-1921)
      1. Seis Estudios para la mano izquierda, Op. 135 (nº 1, 2 y 3)
      1. Max Reger (1873-1916)
      1. Cuatro estudios especiales para la mano izquierda
      1. Federico Mompou (1893-1987)
      1. Preludio VI Pour la main gauche
      1. Jaume Mas Porcel (1909-1993)
      1. Blues gaucho
      1. Béla Bartók (1881-1945)
      1. Estudio para la mano izquierda (1903)