(y IV) Conciertos del Sábado Segunda tribuna de jóvenes intérpretes: el violín

(y IV)

  1. Este acto tuvo lugar el
Dúo Roca-Ocaña . Marta Roca Alonso, violín. Esteban Ocaña Molina, piano

Las Tribunas de jóvenes intérpretes pretenden mostrar a las nuevas generaciones de intérpretes menores de 30 años que, formados en España, inician ya con éxito los primeros pasos de su carrera. Han sido alumnos hasta hace muy poco, y aún realizan en algunos casos estudios de posgrado, pero ya son auténticos profesionales que enriquecen nuestra vida musical.

KREISLER, el gran violinista austríaco nacionalizado como norteamericano, compuso numerosas piezas violinísticas que solía tocar en sus conciertos; bien "en el viejo estilo" imitando a los maestros del XVIII (algunas de sus obras aún se interpretan como si fuesen de Pugnani, Francoeur, Martini...), o bien en el clima de obras de salón, como las encantadoras Bella Rosmarin o Pena de amor.

SCHUBERT compuso entre marzo y abril de 1816 tres Sonatas para piano con acompañamiento de violín, probablemente para una obra colectiva. En todo caso no se publicarían hasta 1836, ya con carácter póstumo (Op. 137). Dado el escaso desarrollo de las ideas musicales, se les suele denominar también Sonatinas, aunque la única que mantiene tal carácter es la primera en sólo tres movimientos. Son, en todo caso, obras menores y nada comparables a las canciones que escribía por entonces.

El americano S. SARGON, nacido en Bombay (India) de ascendencia sefardita y rusa, estudió composición en Juilliard School con V. Persichetti y en Aspen con Darius Milhaud, y enseña en la actualidad en Meadows School of the Arts (Dallas). Compositor prolífico, sensible a su cultura judía (Sinfonía 1ª "Holocausto", 1985; Salmos de Qumran, 1990), buen pianista (24 Preludios, 1998), él mismo estrenó en 1983 con el violinista Arkady Formin una Sonata brevis para violín y piano escrita en 1954 y revisada en 1982. Dividida en tres tiempos, son curiosamente los mismos que la Sonatina nº 1 que hoy se interpreta, cuyo manuscrito está fechado en Mayo de 1999.

El argentino A. PIAZZOLLA partió del folklore urbano pero se atrevió a llevarlo a la música "culta". Con Le Grand tango, dedicada a Rostropovich, comienza su serie de composiciones para violonchelo. Es una obra en la que emplea las tradicionales configuraciones rítmicas del "tango" pero intensificando el apasionado estilo característico de esta música con armonías politonales y con "clusters". La gran compositora rusa S. GUBAYDULINA firma la transcripción que hoy se interpreta.
M. RAVEL compuso en su juventud una Sonata para violín y piano en un solo movimiento (1897) que se publicó póstumamente y que hemos escuchado en el primer concierto de este ciclo. La que se conoció en vida como única Sonata para violín y piano, en Sol mayor, fue comenzada en 1923 y terminada en 1927, año en que la estrenó en la Sala Erard de París Georges Enesco con el autor al piano. Es su última obra camerística e impresiona la austeridad de medios y el manejo de los timbres individualizados y en conjunto. El blues central insiste en los influjos del jazz, perceptibles en otras obras del compositor.

      1. Fritz Kreisler (1875-1962)
      1. Schön Rosmarin
      2. Liebesleid
      1. Franz Schubert (1797-1828)
      1. Sonata en Re mayor, Op. 137 nº 1, D 384
      1. Simon Sargon (1938)
      1. Sonatina nº 1
      1. Sofiya Gubaidúlina (1931)
      2. Astor Piazzolla (1921-1992)
      1. Le grand tango (versión para violín y piano)
      1. Maurice Ravel (1875-1937)
      1. Sonata para violín y piano en Sol mayor (1923-1927)