Recital de canto y piano Conciertos de Mediodía

Recital de canto y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Manuela Soto, soprano. Xavier Parés, piano

WOLF llevó el lied germánico, que constituye el cuerpo central de todo su catálogo, a un punto de perfección inigualado, aunque con matices muy originales. Más que canciones, que realmente lo son, Wolf compuso pequeños dramas en miniatura en los que, a los tres elementos esenciales del lied (texto, canto y piano) añade el de la tensión dramática. Las 53 Canciones sobre poemas de Eduard Mörike fueron compuestas en 1888 y trece de ellas fueron orquestadas en los años siguientes.


A. BERG constituye con su maestro A. Schoenberg y su condiscípulo A. von Webern la "segunda escuela de Viena", superadora de la tonalidad clásica e inventora del dodecafonismo. Aunque hoy recordamos a Berg por sus dos grandes obras teatrales (Wozzeck y Lulu), las Siete antiguas canciones escritas entre 1905 y 1908 (luego revisadas y orquestadas en 1928) nos muestran al joven alumno de Schoenberg en los finales de la tradición romántica e inmediatamente antes del período atonal.


E. GRANADOS permanece en la historia de la canción española, sobre todo, por su colección de Tonadillas al estilo antiguo, sobre textos de Periquet un tanto ripiosos pero que no carecen de gracia. Escritas entre 1912-1913, se inventa en ellas un casticismo de origen goyesco tan inverosímil como encantador.


X. MONTSALVATGE logró su primer gran éxito en 1946 con sus Cinco canciones negras, en las que aborda con maestría una suerte de antillanismo mezclado con la nostalgia del pasado español en aquellas tierras. El ciclo se inicia con Cuba dentro de un piano, sobre un poema de Alberti, una de las canciones más finas del repertorio español, y tiene su punto más tierno en la Canción de cuna...