Recital de canto y piano Conciertos de Mediodía

Recital de canto y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Cecilia Lavilla Berganza, soprano. Juan Antonio Álvarez Parejo, piano

A. SCARLATTI, padre de "nuestro" Domenico Scarlatti, es el reformador de la ópera napolitana a finales del XVII y comienzos del XVIII. Algunas de sus innumerables arias fueron publicadas en el siglo XIX, en adaptaciones para canto y piano, y forman parte del repertorio de las escuelas de canto. Este es el caso de la que hoy se interpreta.

Tanto BELLINI como VERDI han pasado a la historia por sus óperas, pero nos dejaron un ramillete de bellas canciones publicadas por Ricordi en 1829 y 1869 respectivamente que se oyen con sumo placer.

Tras el tríptico italiano, el programa sigue con otro en alemán. Aunque Artaria publicó en 1789 dos canciones de MOZART -entre ellas, An Chloë- con el título de "dos arias alemanas para voz y piano", el género al que pertenecen es el del lied, que llega con SCHUBERT a su máximo esplendor: Die Post (La posta) es el primer lied de la segunda parte del ciclo Winterreise (Viaje de invierno). BRAHMS utilizó muchos textos y melodías populares en su canciones. Wiegenlied (Canción de cuna) es una de las más hermosas y fue compuesta y publicada en 1868.

Y pasamos al reino de la mélodie francesa. FAURÉ, importante en tantos géneros, es uno de los más prolíficos autores de canciones, desde las más frívolas y ligeras de su primera época a las más reconcentradas de su madurez. La mariposa y la flor es el inicio de su catálogo (1861). Pero Fauré seguirá insistiendo en componer excelentes canciones hasta 1921, poco antes de morir. F. POULENC, el gran compositor francés del "Grupo de los Seis", compuso también un buen número de "mélodies", siguiendo el espíritu de claridad y finura de sus antecesores pero con gran originalidad. La Courte Paille (La paja corta, alusión a un juego infantil en el que los niños apuestan sobre ramitas de distintos tamaños de las que solo dejan ver un trozo), es un ciclo de siete canciones escritas en 1960 para que la soprano Denise Duval se las cantara a su hijo. Les chemins de l'amour, escrita en 1940, es un emotivo y bellísimo recuerdo de la canción de cabaret.

La última parte del programa acoge célebres canciones en español. C. GUASTAVINO, el prestigioso compositor argentino, conoció a Alberti en los primeros años del exilio y ha compuesto numerosas obras sobre sus poemas. Ninguna tán célebre como el grandísimo éxito de Se equivocó la paloma. El barcelonés F. OBRADORS es hoy recordado casi exclusivamente por sus colecciones de Canciones clásicas españolas, en las que acoge textos de poetas antiguos, populares y también modernos. Algunas de ellas han sido incluídas en el repertorio de  todos los cantantes españoles, y "Del cabello más sutil" pasa por ser una de las más bellas canciones españolas de nuestro siglo.

J. NIN, nacido en Cuba cuando aún formaba parte de España y pianista de prestigio internacional, compuso un buen manojo de canciones recreando tanto lo popular (Montañesa) como las viejas canciones dieciochescas españolas: "El amor es como un niño" es un anónimo de 1786, y  "Las majas de París" procede de una tonadilla de Laserna representada en 1781. El breve Tríptico de GARCÍA LEOZ es su obra más conocida y una pequeña joya del enorme repertorio basado en Lorca.