Recital de canto y piano Conciertos de Mediodía

Recital de canto y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Raquel García Fernández, soprano. Miriam Gómez-Morán, piano

Las Bergerettes o canciones de tema pastoril fueron muy abundantes en el siglo XVIII y volvió a popularizarlas a finales del XIX el folklorista francés Jean-Baptiste Weckerlin en adaptaciones para canto y piano.

A. SCARLATTI padre de "nuestro" Domenico Scarlatti, es el reformador de la ópera napolitana a finales del XVII y comienzos del XVIII. Algunas de sus innumerables arias fueron publicadas en el siglo XIX en adaptaciones para canto y piano, y forman parte del repertorio de las escuelas de canto. Este es el caso de las que hoy se interpretan.

F.J. HAYDN es autor de hasta doce canciones sobre textos ingleses. Piercing Eyes (Ojos penetrantes), de poeta desconocido, es del segundo cuaderno (1795). Pleasing Pain (Sufrimiento placentero) es del primer cuaderno (1794).

HAENDEL compuso varios miles de arias para sus óperas, oratorios y cantatas. Las que hoy se cantan pertenecen a las óperas Scipione (1726), Floridante (1721) y Giulio Cesare (1724), todas ellas estrenadas en el King's Theatre Haymarket de Londres.

MOZART es autor de un buen puñado de canciones, pero una de las más interpretadas, la canzonetta Ridente la calma, está entre las dudosas: Al parecer, podría ser un arreglo o adaptación de Mozart de un original de Myslivecek. Sí es indudablemente mozartiana el aria Un moto di gioia, una de las que compuso para la segunda versión de Las bodas de Fígaro (Viena, 1789) y cuya adaptación para canto y piano parece también de su mano.

WEBER es, sobre todo, el autor de la ópera romántica Der Freischütz, estrenada en 1821 en Berlín, una de cuyas arias más famosas es la que se canta hoy.

J. DEL VADO fue violinista de la Capilla Real de Madrid y autor de excelente música religiosa. De su música profana se ha popularizado el Molinillo, que editó Bal y Gay en Treinta canciones de Lope de Vega (1935).

B. DE LASERNA, corellano, fue uno de los más prolíficos compositores de tonadillas escénicas en los finales del XVIII. El aria que se canta es de la tonadilla titulada Los amantes chasqueados (1779).

E. GRANADOS compuso ya en los comienzos de nuestro siglo una Colección de tonadillas escritas en estilo antiguo con letra de F. Periquet, el libretista de su ópera Goyescas. Intentan evocar, desde la canción de concierto, el espíritu de las tonadillas teatrales dieciochescas.

RODRIGO alcanzó en 1947 otro de sus grandes éxitos con los Cuatro Madrigales amatorios, recreación moderna de clásicos villancicos del siglo XVI, tres de ellas publicadas por Juan Vázquez en 1560.

El Tríptico lorquiano del navarro GARCÍA LEOZ es una pequeña joya que desde 1937 está en el repertorio de todos los cantantes españoles. Los textos proceden de la Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rosita, aunque el segundo también aparece en Mariana Pineda y en Otros poemas sueltos.