Recital de guitarra Conciertos de Mediodía

Recital de guitarra

  1. Este acto tuvo lugar el
José Manuel Dapena, guitarra

F. SOR, con su amigo Dionisio Aguado, contribuyó decisivamente a la creación de un nuevo repertorio para la guitarra moderna de seis cuerdas simples. Además de un Método y una colección de Estudios, compuso hasta tres Sonatas en las que intentó acomodar al viejo instrumento renovado las normas del clasicismo musical.

M. PONCE, el excelente compositor mexicano, compuso muchas obras para guitarra a instancias de Andrés Segovia, preocupado por la renovación del repertorio contemporáneo. Entre ellas, hasta 5 Sonatas (una de ellas, la 2ª, hoy por hoy perdida), y una Sonatina, entre 1923 y 1931. La Sonata III es de 1927 y muy rica en armonías y rápidas modulaciones. (La 4ª, de 1928, se titula Sonata clásica en homenaje a Sor).

J. TURINA compuso cinco obras para guitarra, de las que hoy se interpretan dos. La Sevillana Op. 29 (1923) es la primera cronológicamente y fue estrenada por Andrés Segovia: Es una pequeña fantasía en la que glosa la seguidilla sevillana. El Homenaje a Tárrega Op. 69 (1932) es la última y consta de dos números: Garrotín, colorista y alegre, y Soleares, más profunda y seria.

Como en otros muchos autores españoles, algunas obras para piano de J. TURINA han sido adaptadas a la guitarra sin perder nada de su carácter. Es el caso de estas dos piezas de las Cinco danzas gitanas Op. 55 (1930), que ya habían sido llevadas a la orquesta antes de que Cubiles las estrenara en su forma original. Escucharemos, en transcripción de Roberto Andía, la 2ª, Danza de la seducción, y la 4ª, Generalife.