Recital de música de cámara Conciertos de Mediodía

Recital de música de cámara

  1. Este acto tuvo lugar el
Trio Yale . Elizabeth Williams, violín. Naomi Boole-Masterson, violonchelo. Daniel del Pino, piano

El Trío en Re menor es una de las obras camerísticas más célebres de MENDELSSOHN. Compuesto en 1839, recibió muy pronto los elogios de Schumann, quien en su Nueva revista de música escribió: "Es el Trío principal de nuestra época, como los de Beethoven en Si bemol (Op. 97, "Archiduque") y en Re mayor (Op. 70/1, "Geister") y el Trío en Mi bemol (Op. 100, D. 929) de Schubert lo fueron en la suya". Se estrenó en 1940 en el Gewandhaus de Leipzig con el autor al piano, y desde entonces ha sido una de las obras fundamentales del género.

El Trío de RAVEL es una obra maestra de madurez. Escrito en San Juan de Luz en 1914, casi toda la obra respira el ambiente y los ritmos del folklore vasco y, a su través, de la música española tal como la imaginaban los franceses. Cuatro movimientos independientes de gran pureza formal - tomando como modelo el Trío Op. 18 de Saint-Saëns-  trazan una obra ambiciosa y totalmente conseguida. El segundo movimiento, titulado Pantoum, hace referencia a un tipo de declamación cantada en la poesía oriental, y en él traza el autor múltiples superposiciones rítmicas entre los tres instrumentos, con resultados sonoros muy originales.

J. TURINA compuso su segundo Trío entre julio de 1932 y febrero de 1933 y fue estrenado el 17 de noviembre de este último año por el Trío Neerlandés, que ya había incorporado el primero a su repertorio. Su planteamiento está un poco al margen del nacionalismo. El primer movimiento estructurado con la forma sonata, tiene fuerza y color centroeuropeo, aunque sea precisamente esa forma la que nos traiga a la memoria acentos de otros compositores españoles. El segundo movimiento con su doble juego A, molto vivace, y B, lento, es más personal en su brevedad y es el más "español" en su ritmo de 5/8. Por último, el "final", más libre, es resumen de lo anterior a través de sus siete secciones que culminan en un "Allegro vivo", brillante y "romántica" Coda.