Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
José Luis Bernaldo de Quirós, piano

MOZART compuso la Sonata K.311 en Mannheim en noviembre de 1777 durante el viaje que le llevó a París, donde la publicó al año siguiente como Op. 4 nº 2. Es la octava de sus 18 Sonatas para tecla y de expresión muy brillante en sus dos movimientos extremos, con un lento central de hermosísima melodía.

BEETHOVEN ideó su Sonata nº 26 con motivo de la ausencia de Viena del Archiduque Rodolfo a causa de la ocupación francesa. Fechó el primer movimiento el 4 de mayo de 1809, día de la partida, y el último el 30 de enero de 1810, día del regreso, y publicó la Sonata en 1811. A pesar del "programa" descriptivo, se trata más bien de tres estados emocionales expresados en música con total maestría.

RODOLFO HALFFTER compuso sus Dos Sonatas de El Escorial en 1928 y las publicó como Op. 2. Responden plenamente a la estética del Neoclasicismo que imperó en la música europea de entreguerras y que tuvo en España a Manuel de Falla como punto de referencia. Ambas sonatas "retornan" con lenguaje moderno a las prácticas dieciochescas de Scarlatti o el Padre Soler, aunque en la segunda un cierto politonalismo nos advierte sobre la futura evolución del músico madrileño en su ulterior exilio mexicano.

La Segunda Sonata de F. CHOPIN gira alrededor de su tiempo más célebre, la Marcha fúnebre compuesta en 1837. Los otros movimientos los completó en 1839, tras el viaje a las Baleares, y fue publicada en 1840. De gran aliento trágico y perfección formal, el trozo más audaz y admirable es sin duda el rapidísimo final, en fulgurantes tresillos en octavas de ambas manos que pasan ante el oyente como una ráfaga de viento. Genial.