Recital de clarinete y piano Conciertos de Mediodía

Recital de clarinete y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Dúo Reinecke . José Lozano, clarinete. Antonio Soria, piano


J.B. WANHAL fue uno de los múltiples compositores checos que vivieron en Viena en la época clásica codeándose con J. Haydn y Mozart, de quien fue amigo y colega. Autor muy prolífico, con un catálogo de más de 100 sinfonías y otros tantos cuartetos, óperas, oratorios y misas con orquesta, la Sonata en Si bemol es de sus últimos años (c. 1810) y aunque fue editada con partes de violín y violonchelo "ad libitum" es inequívocamente para clarinete, aunque el piano es el instrumento principal en muchos pasajes.


C. SAINT-SAËNS compuso en 1921 la Sonata Op. 167 para clarinete y piano, es una de las últimas obras del gran maestro francés, junto con las Sonatas para oboe o para fagot. Dedicada a su amigo Auguste Perrier, profesor del Conservatorio, es un prodigio de gracia, ingenio y... travesura en la que se despliegan todo tipo de recursos expresivos y técnicos.


X. MONTSALVATGE escribió Self-paráfrasis en 1969 reelaborando (y de ahí el título) el episodio final de su Partita para orquesta, de 1958: Un "allegro fugato" que poco a poco va disolviéndose para que el clarinete juegue con más libertad.


P. SANCAN, además de un gran pianista -sucesor de Yves Nat en el Conservatorio de París- fue también excelente compositor. Aunque escribió muchas obras para piano, es autor de obras camerísticas, como las Sonatinas para flauta y para clarinete, ambas deliciosas.


M. ARNOLD, el importante sinfonista británico, escribió entre 1948 y 1953 varias sonatinas para flauta (Op. 19), oboe (Op. 28), clarinete (Op. 29) o flauta de pico (Op. 41). Son obras amables, sin más pretensiones que el juego sonoro, simples de forma y con mucho encanto.