Recital de guitarra Conciertos de Mediodía

Recital de guitarra

  1. Este acto tuvo lugar el
Oscar López Plaza, guitarra

F. SOR es nuestro guitarrista clásico por excelencia, aunque en algunas de sus obras ya se atisben ciertos aires románticos. Entre las obras que se publicaron en París entre 1826 y los años posteriores a su muerte, hay al menos 6 que llevan el título de Fantasía. La Op. 30 es la primera de ellas.

A. GARCÍA ABRIL es autor de un buen ramillete de obras para guitarra, tanto concertantes como a solo. Evocaciones, de 1981, fue premio Andrés Segovia, convocado por el Festival de Granada, y fue estrenada en 1983 por Ernesto Bitetti. Se subtitula "Suite para guitarra" y consta de cinco episodios, inspirados en poemas de Salvador de Madariaga, García Lorca ("La guitarra hace llorar los sueños"), Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado ("Hoy es siempre todavía") y Miguel de Unamuno ("Agua que llevas mis sueños en tu regazo a la mar"). Hoy se interpretan el segundo, el cuarto y el quinto.

R. DYENS, nacido en Túnez, es un guitarrista-compositor bien acreditado. En Libra Sonatina resume alguno de sus intereses musicales, desde las armonías coloristas orientales del primer movimiento ("India") pasando por compositores concretos iberoamericanos como Villa-Lobos, Ponce o Brouwer y sin desdeñar elementos del jazz o del rock.

F. MORENO TORROBA, el popular autor de zarzuelas, dedicó mucho tiempo a ensanchar el repertorio guitarrístico. La Sonatina es obra de 1965 y consta de tres tiempos. Tras la Sonata de Antonio José, entonces no publicada, era una de las primeras obras para guitarra escrita en nuestro siglo en forma de sonata.

N. KOSHKIN es probablemente el más conocido de los compositores rusos para guitarra. En todo caso, es de los más prolíficos, pues ha dedicado al instrumento más de medio centenar de obras. Usher Waltz, inspirado en la conocida narración de Edgar A. Poe, es obra típica de su autor, que suele partir de imágenes extramusicales en las que ensaya nuevos sonidos.