Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Uta Weyand, piano

DOMENICO SCARLATTI, compuso durante los largos años al servicio de la corte española una enorme cantidad de sonatas para teclado, la mayoría en un solo movimiento, con el modesto título de "Ejercicios". En ellas el teclado barroco se libera, se tiñe de galantería y detalles rococós, y en muchas ocasiones prefigura lo neoclásico. En la corte española se tañía, como en todas partes, el clave, pero en ella hubo también pianofortes. En todo caso, tocadas al piano moderno suenan muy bien, tanto si son intimistas como aparatosas y brillantes.


BRAHMS comenzó escribiendo para el piano, instrumento al que luego volvió en su última época con obras cortas y muy reconcentradas. En el período intermedio, en la época de sus cuatro sinfonías, escribió menos para el teclado: De esa época son sus Ocho piezas para piano Op. 76, de las que hoy escucharemos las cinco primeras, y las dos Rapsodias Op. 79. Con las piezas Op. 76 comienza Brahms a asediar las formas cortas pianísticas, alrededor de dos denominaciones: Caprichos e Intermedios obedecen generalmente a dos estados de ánimo: lentos e intimistas los segundos, vivos y extrovertidos los primeros.

ISAAC ALBÉNIZ culminó su carrera de pianista y compositor con la Suite Iberia, doce piezas divididas en 4 cuadernos que abordó entre 1905 y 1909, el año de su muerte. Obras de extrema dificultad, suponen la demostración práctica de las ideas teóricas de Pedrell sobre un nacionalismo musical español de ambición universal. El 4º cuaderno fue estrenado por Blanche Selva en París el 9 de febrero de 1909. Como en casi todas las piezas anteriores, el clima es andaluz: "Eritaña" se refiere a una venta del mismo nombre a las afueras de Sevilla.