(I) Conciertos del Sábado Integral de las sonatas para piano de Mozart

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Mario Monreal, piano

LAS PRIMERAS SONATAS PARA PIANO SOLO:


SONATAS DE SALZBURGO
El género sonata para piano, posición intermedia entre variación y concierto, sin grandes pretensiones, dirigida a un público muy extenso de "amateurs", alcanzará en manos de Mozart un grado de dificultad que empieza a colocarla fuera del alcance de muchos aficionados.

Son 18 las sonatas definitivamente adjudicadas a Mozart. Todas ellas tienen tres movimientos y adoptan en general la forma convencional de un movimiento lento rodeado de dos movimientos vivos: el allegro de sonata y el rondó. No podemos por tanto considerarle un gran innovador en el dominio de este género, ni estas sonatas cubren toda su carrera. En realidad, cada serie está separada de la anterior por un intervalo de tiempo relativamente largo.

La serie de seis sonatas K. 279 a 284 abre el conjunto de las escritas para piano solo. Las cinco primeras datan del otoño de 1774. Mozart estaba entonces en Salzburgo, en vísperas de un nuevo viaje a Munich, y es en esta ciudad donde compone la última de ellas.

Han sido pensadas indistintamente para clavecín, clavicordio o pianoforte (tengamos en cuenta su comprensible inclinación por este último, que le ofrecía nuevos recursos con que nutrir su propio repertorio de virtuoso) y escritas desde la óptica de un compositor precozmente maduro con jun lenguaje sumamente personal.

En cuanto a la motivación, parece que son dos las mejor aceptadas por la crítica. En primer lugar las numerosas oportunidades que le brindaría su próximo viaje a Munich. Por otra parte, la influencia bastante reconocible de las seis sonatas de Haydn publicadas ese mismo año.

Mozart, que se ha dejado llevar por la atmósfera despreocupada y mundana de Salzburgo, se muestra aquí en pleno período galante.

Sonata en Do mayor KV 279

El allegro inicial es una página extremadamente brillante. El andante, una tierna cantinela cuyo carácter expresivo se ameniza con flexibles tresillos, y el allegro final muestra la dialéctica de sus dos temas, con claro predominio del segundo sobre el primero.

Sonata en Si bemol mayor KV 281

De una construcción muy estricta, sus dos temas son contrastantes. El andante amoroso expone un gracioso y refinado canto, y la obra termina con un rondó-allegro que posee la notable intensidad de las páginas de madurez de Mozart.

Sonata en Fa mayor KV 280

El adagio, en Fa menor, es el único movimiento lento de las 18 sonatas escrito en modo menor. El ritmo es el de una siciliana teñida de melancolía, casi patética, sobre una escritura de piano muy brillante. El presto opone dos temas muy alegres.

Sonata en Sol mayor KV 283

Es la más mozartiana de la serie, la que menos acusa el influjo de Haydn. Una obra luminosa, brillante, con dos tiempos extremos que muestran una escritura elegantemente virtuosística, enmarcando un andante que sugiere en algunos momentos una pieza de cámara.

      1. Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
      1. Sonata nº 1 en Do mayor, KV 279 (189d)
      2. Sonata nº 3 en Si bemol mayor, KV 281 (189f)
      3. Sonata nº 2 en Fa mayor, KV 280 (189c)
      4. Sonata nº 5 en Sol mayor KV 283 (189h)