Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Denis Lossev, piano

M. CLEMENTI, italiano activo en Londres como profesor, editor y compositor, contribuyó decisivamente a formular la nueva técnica de tocar el pianoforte. Muchos de sus estudios y sonatinas son aún utilizados en los Conservatorios, pero sus obras más ambiciosas han caído en el olvido, injustamente. Las seis Sonatas Op. 25, publicadas en Londres en 1790, son de enorme belleza y especialmente la quinta, en la desacostumbrada tonalidad de Fa sostenido menor, una de las pocas que de vez en cuando se interpretan.

RACHMANINOV compuso dos series de Estudios-cuadros (Estudios pictóricos, podríamos traducir), la Op. 33 en 1911 y la Op. 39 en 1917. Son pequeños poemas sinfónicos para piano, en los que se deja al oyente en libertad de imaginar lo que la música le sugiere. El segundo de la segunda serie, Lento assai, es muy expresivo e interiorizado.

BRAHMS compuso en Viena, durante sus estancias de 1862 y 1863, una doble serie de variaciones sobre el célebre Capricho nº 24 para violín solo de Paganini, un tema que había incitado a numerosos compositores-pianistas (Schumann, Liszt...) y seguiría vigente hasta nuestro siglo (Rachmaninov, Lutoslawski...). Si en las Variaciones sobre un tema de Haendel, Op. 25 (1861) se centra en lo constructivo, marcando el apogeo de su forma de variar, en las Variaciones Paganini subtituladas significativamente "Estudios para piano", su obsesión es encontrar un nuevo virtuosismo trascendente, similar al del violín original, y con los medios armónicos y rítmicos de su época.
Divididas en dos libros de 14 variaciones cada uno, cada variación esboza un "estado de ánimo" explorando un recurso técnico. Pocas veces encontraremos un Brahms tan impulsivo y extrovertido. Para su composición recibió consejos del célebre virtuoso Carl Tausig, pero las estrenó él mismo en 1867, lo que indica su gran formación pianística.