Recital de trompa y órgano Conciertos de Mediodía

Recital de trompa y órgano

  1. Este acto tuvo lugar el
Cayetano Granados Conejo, trompa. Adalberto Martínez Solaesa, órgano

Haendel publicó en 1722, en Amsterdam, doce Sonatas "para una flauta travesera, un violín o un oboe con bajo continuo", que se reimprimieron con algunas modificaciones en 1731 y fueron editadas en Londres en 1732 como Op. 1, La mayor parte son obras de juventud, y Haendel volvió a utilizar algunas de ellas en obras posteriores. La Op. 1/7, tercera en la catalogación habitual, está escrita originalmente en Do mayor y destinada a la flauta de pico, aunque su tercer movimiento volvió a utilizarlo en la Op. 1/5 (Sonata 10) destinada probablemente al oboe. En ambos casos, la adaptación a la trompa, aunque no original, es perfectamente posible. El plan de la Sonata, en cuatro tiempos, procede del esquema de la llamada "sonata de iglesia", y el modelo es sin duda Corelli, al que Haendel trató en Roma.

El Preludio (y Fuga) en Sol mayor BWV 541, es obra probablemente escrita por J.S. Bach en su época de Weimar (entre 1708 y 1717) aunque fue revisado, ya en Leipzig, antes de 1742. Es buen ejemplo de su incomparable maestría al órgano.

Telemann escribió cerca de medio centenar de conciertos para un solista y orquesta, además de 25 para dos solistas, 9 para tres, 6 para 4 y 8 Concerti grossi. Entre los conciertos para un solista predominan los de violín (21) y flauta (11), aunque no falten otros instrumentos como la flauta de pico, el oboe d'amore, la viola, la trompeta y la trompa. Escribió varios conciertos para dos trompas, uno de ellos editado en su famosa serie de Musique de table (1733). El de trompa solo es anterior, en el manuscrito se dice que es un Concerto per corno di caccia, y responde a los tres tiempos del esquema que habían popularizado Vivaldi y sus colegas venecianos.

Jesús Guridi fue un formidable organista y, desde 1944, catedrático de órgano del Real Conservatorio de Madrid. Escribió numerosas obras para órgano, desde la Fantasía de 1907 hasta el Final de 1960. En 1951 editó una serie de piezas con el título de Escuela española de órgano, y una de ellas, un "Ofertorio", es la que se interpreta hoy con el título de "Canción y danza" dado por el intérprete.

Glazunov es el músico que enlaza a los nacionalistas rusos del XIX (en especial Balakirev, su maestro, y Rimski-Korsakov) con los compositores soviéticos de nuestro siglo. En 1887, y al parecer para su encuentro con Liszt, escribió una Elegía para violonchelo y piano que publicó con el Op. 17. Ha sido transcrita para varios instrumentos, aunque los tañedores de trompa tienen bien cercana (1890) una obra original de Glazunov, la Rêverie en Mi bemol Op. 24 para trompa y piano, que también tocan los tañedores de viola en transcripción. Ambas son obras de juventud y aún poco personales.

El recital termina con un Divertimento en el que Cayetano Granados muestra al público diversos antecesores de la trompa moderna apoyándose en arreglos de una Sonata de Luigi Cherubini (1760-1842) para trompa y piano, y de una de las fanfarrias del Rendez-vous de chasse en Re mayor para 4 trompas de caza y orquesta (1828) de Rossini (1792-1868), que el intérprete tañe con la trompa alpina, haciendo intervenir a los restantes instrumentos en las cadencias.