Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Antonio Toscano, piano

BEETHOVEN alcanzó con las 32 Sonatas para piano una de las cimas de su obra. La Gran Sonata Patética para clave o pianoforte es una de las más populares de todo el primer período beethoveniano. Terminada en 1799, está dedicada al príncipe Carl von Lichnowsky, y ostentó el título con que se la conoce desde el momento mismo de nacer. Se la ha considerado la primera obra verdaderamente genial de Beethoven. Schauffer llega a decir que con ella se crea la primera sonata moderna, al establecer los principios básicos de estructura y cohesión con la relación temática de sus tres movimientos.

BOMTEMPO es figura clave de la música portuguesa en la primera mitad del XIX. Introdujo en su patria a los clásicos vieneses y a través de la dirección en 1835 del recién creado conservatorio modernizó la música en Portugal. Activo compositor, tiene una amplia obra pianística. Las tres Sonatas Op. 18 fueron publicadas para pianoforte y violín ad libitum, pero son inequívocamente pianísticas y nos muestran su maestría en la forma neoclásica con atisbos románticos aún muy controlados.

SCHUBERT escribió dos series de Impromptus (literamente, "improvisaciones"), los cuatro de la Op. 90 (D. 899) en otoño  de 1827 y los cuatro de la Op. 142 (D. 935) en diciembre del mismo año. Son, pues, obras del final de su corta vida en las que el autor, sin excesiva atención a la elaboración formal, deja rienda suelta a su imaginación.

FRAGOSO, alumno del Conservatorio Nacional de Lisboa, murió prematuramente con apenas 21 años y cuando apenas había comenzado a mostrar su enorme talento. Como lo demuestra esta Pequeña Suite en la que supera ampliamente el mero trabajo "escolar" para situarse en un plano más personal.

CHOPIN es autor de cuatro Scherzi. Como el Rondó, también el Scherzo procede de la sonata clásica, pero en el primer romanticismo vive una doble vida: como uno de los tiempos de una obra grande, y como pieza independiente, más desarrollada y de rápido impulso rítmico ternario. Oiremos en este concierto los cuatro que Chopin compuso. El Op. 31 escrito y publicado en 1837 con dedicatoria a la condesa Furstenberg, es el más conocido de los cuatro: A los editores ingleses se les ocurrió el subtítulo de "Meditación", igual de estúpido que el anterior pero más inocuo. A Schumann, siempre tan "literario", le recordaba a Byron. Los tresillos iniciales, como una insistente pregunta, tienen repuestas exaltadas y -en el doble episodio lento- melancólica.