Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Pablo Ferreño, piano

MOZART escribió la Sonata en Do mayor K. 330 (300 h) entre Munich y Viena, durante los años 1781 y 1783, y fue publicada en Viena al año siguiente como Op. 6, nº 1. Es todo candor y gracia sonriente en sus tiempos extremos, mientras un clima de gran serenidad impregna el bellísimo Andante cantabile que ocupa la posición central. Pese a su frágil e inocente apariencia, es una obra maestra "donde cada nota está exactamente en el lugar apropiado" (Einstein).

BRAHMS escribió sus Seis piezas Op. 118 en 1892. Es su penúltima serie pianística. Si en general los Intermezzi prefieren los movimientos lentos, tiernos e interiorizados (como el segundo, de tan sutil contrapunto en su sección central), el primero de esta serie rompe la norma y está escrito en un Allegro non assai, ma molto appasionato. La Balada en Sol menor (núm. 3) tiene el carácter apropiado del género, ligeramente épico en sus partes extremas y debidamente contrastada en la parte central, más reposada y mediativa. La serie contiene tres piezas más que hoy no se interpretan: Un Intermezzo en Fa menor, una Romanza en Fa mayor y otro Intermezzo en Mi bemol menor.

CHABRIER es famoso por su rapsodia orquestal España, pero compuso también interesantes obras pianísticas que interesaron mucho a Ravel. Entre ellas destacan las diez Piezas pintorescas de 1881, cuatro de las cuales fueron luego orquestadas con el título de Suite pastoral, como este Scherzo-Valse que cierra las dos series, la pianística y la orquestal, en ésta con el título de Giga.

CHOPIN escribió la Polonesa Fantasía Op. 61 en 1846, año en que se publica con dedicatoria a su amiga Madame Veyret. Es, pues, contemporánea de la ruptura definitiva con George Sand. De ahí, tal vez, sus rasgos de exaltada tristeza en un marco formal que trasciende el de la polonesa y se acerca al mundo rapsódico de las baladas.