(III) Ciclos de Miércoles Britten: música de cámara y canciones

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Picasso . David Mata y Ángel Ruiz, violín. Eva Martín, viola. John Stokes, violonchelo

_______________________________________________________________________

NOTAS AL PROGRAMA
TERCER CONCIERTO
_______________________________________________________________________
Rhapsody
Escrita en marzo de 1929, esta Rapsodia es uno de los primeros frutos del periodo de formación de Britten con Frank Bridge, iniciado cinco años antes. John Evans, patrono de la Fundación Britten-Pears y uno de los grandes estudiosos de los trabajos y peripecias del joven Britten, ha señalado el paralelismo de esta obra con la Rapsodia para trío de cuerdas compuesta por Bridge un año antes. El coherente desarrollo de sus motivos, la riqueza cromática y la fluidez de la escritura reflejan tanto las enseñanzas del maestro como el talento del discípulo. Su estructura, básicamente un animado allegro con una breve introducción andante que reaparece justo antes del final, será una constante en buena parte de las composiciones de Britten en un solo movimiento.
Nunca fue interpretada en vida del autor. El Alexandra Quartet la estrenaría en el Royal Northern College de Manchester en noviembre de 1985.
Cuarteto de cuerda en Re mayor
Este Cuarteto sin número de opus está fechado en 1931, cuando Britten había iniciado ya sus estudios oficiales en el Royal College of Music. Su profesor de composición allí era John Ireland, pero Britten continuó visitando periódicamente a Frank Bridge y recibiendo sus consejos. Según cuenta, cuando le enseñó la partitura del Cuarteto en Re mayor, su querido maestro «lamentó que el contrapunto en él era demasiado vocal». Britten atribuiría este defecto a su pasión por los madrigales, cuyo canto practicó frecuentemente en el Royal College durante esos años. David Matthews, en ese sentido, apunta que esto explicaría la similitud de ciertas partes del primer movimiento con el estilo del también joven Michael Tippett, igualmente entusiasta de aquel género.
Falta sólo un año para que Britten componga su opus 1 oficial, la Sinfonietta para orquesta de cámara, de la que el Cuarteto anticipa algunos rasgos, especialmente su densidad de motivos y (como en el caso también del Quartettino) el carácter de sus tres movimientos: un allegro de sonata, un tiempo lento central ternario, de carácter rapsódico, y un finale movido con aire de danza.
La obra permaneció inédita hasta 1974, cuando Britten la repasó como método para ir volviendo poco a poco a componer tras una grave operación sufrida el año anterior. El resultado fue la versión revisada que hoy conocemos, estrenada en el Festival de Aldeburgh de 1975 por el Gabrieli String Quartet.
Three Divertimenti
Provienen de un proyectado ciclo de cinco piezas para cuarteto de cuerda, todas ellas informalmente relacionadas con diversiones juveniles o actividades deportivas y dedicadas a amigos del colegio o la adolescencia; el título sería Alla Quartettto Serioso y el subtítulo una cita del Cuento de invierno de Shakespeare: "Go play, boy, play". Las cinco piezas inicialmente previstas se quedaron en tres, y así fue estrenada la obra en diciembre de 1933. Arrancaba con un movimiento "Alla Marcia" compuesto "para David Layton" y subtitulado "P.T." ("Physical Training": Entrenamiento físico), seguía "Alla Valse" con la inscripción "para Stephen" y el subtítulo "At the party" (En la fiesta), y concluía "Alla Burlesca" con dedicatoria "para Francis Barton" y subtitulado "Ragging" (Rabiando).
Britten no debió de quedar del todo conforme con el resultado y revisó la obra para reestrenarla en febrero de 1936, con el título de Tres Divertimentos, en un concierto del Stratton Quartet en la Wigmore Hall. "Alla Marcia", que se convirtió en la actual "March", fue sustancialmente revisada, añadiendo los glissandi del comienzo y reescribiendo los armónicos del segundo tema; el "Waltz" de la nueva partitura es más refinado que el original pero presenta pocas diferencias, y lo mismo sucede con la vertiginosa "Burlesque", originalmente en 3/8 y ahora reescrita en 6/8, aunque sin cambios sustanciales.
Alla Marcia
El origen de esta pieza, fechada en febrero de 1933, está en cierto modo ligado al de los Three Divertimenti pues fue inicialmente concebida pensando en una futura suite que, si bien no llegó a escribir, dio pie, ya con otra música, al Quartetto Serioso que arriba hemos mencionado.
La música emerge en esta pieza desde la lejanía, va ganando intensidad y termina poco a poco desapareciendo. Estructura sencilla pero de gran eficacia dramática. Alla Marcia fue estrenada privadamente el 26 de febrero de 1933, cumpleaños de Frank Bridge, en su casa de Friston, en Sussex. Ethel y Frank Bridge tocaron el segundo violín y la viola, repectivamente, Bernard Richards el violonchelo y Antonio Brosa (que pronto estrenará, como ya hemos visto, la Suite Op. 6 y el Concierto Op. 15) el primer violín. La obra, como tal composición para cuarteto, no pasó de ahí porque poco tiempo después fue aprovechada en "Parade", penúltimo y trascendental episodio de Les Illuminations, expandida a la plantilla de una orquesta de cuerda.
Cuarteto nº 2, en Do mayor, Op. 36
Un admirable movimiento de sonata y una extraordinaria chacona enmarcan el Cuarteto nº 2, compuesto en 1945, junto con The Holy Sonnets of John Donne, para conmemorar el 250 aniversario de la muerte de Purcell. Ambas obras fueron estrenadas en días sucesivos en la Wigmore Hall: el Cuarteto el 21 de noviembre, por el Zorian Quartet, y los Sonetos el día 22, por Peter Pears y el propio Britten.
El primer movimiento enlaza con el finale del Cuarteto nº 1, escrito cuatro años antes, también con una clara evocación al clasicismo vienés. Britten admiraba los cuartetos de Haydn y construyó el "Allegro calmo senza rigore" con una economía temática y una coherencia formal dignos de aquél: el material deriva de una simple célula de 10ª ascendente, y a partir de ahí se desarrollan tres temas que se reflejan entre sí y que en la práctica se pueden considerar sólo uno, hasta tal punto que, para subrayar su identidad, siguiendo una fórmula experimentada ya en la Sinfonietta Op. 1, sonarán simultáneamente durante la recapitulación. Hans Keller, que consideraba que la forma sonata no era la más próxima a las inclinaciones naturales e inspiración de Britten, quedó deslumbrado con este "Allegro", que calificó como «su más deliberada obra maestra». El scherzo central, "Vivace", es un ostinato de rara expresividad, austero también, forte y en sordina, cercano a los modelos de Shostakovich. El movimiento final, "Chacona", referencia directa por fin a Purcell, es una deslumbrante estructura, barroca y clásica a la vez: un tema de nueve compases enunciado sin ningún ornamento y transformado después en ventiuna variaciones, repartidas en cuatro bloques (preludio, scherzo, adagio y coda, según ingeniosa comparación de David Matthews, como si de una micro-sinfonía se tratara) enhebrados por las cadencias del violonchelo, la viola y el violín, sucesivamente.

      1. Benjamin Britten (1913-1976)
      1. Rhapsody (1929)
      2. Cuarteto en Re mayor (1931)
      3. Tres Divertimentos (1936)
      4. Alla Marcia (1933)
      5. Cuarteto nº 2 en Do mayor, Op. 36 (1945)