6/6 Ciclos de Miércoles Shostakovich: integral de los cuartetos de cuerda

6/6

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Picasso . David Mata y Ángel Ruiz, violín. Elizabeth Gex, viola. John Stokes, violonchelo

_______________________________________________________________________

NOTAS AL PROGRAMA
_______________________________________________________________________
Cuarteto núm. 14 en Fa sostenido mayor, Op. 142
Fecha de composición: entre finales de 1972 y abril de 1973
Duración aproximada: entre 26 y 27 minutos
Fecha del estreno: Leningrado, 12 de noviembre de 1973
Referencias: Sinfonía núm. 15


En la década de los 70 la Unión Soviética multiplicó su fuerza y estabilidad política internas (precisamente a la par que surgían importantes movimientos disidentes entre la clase intelectual), dirigida con mano firme por su nuevo "zar" Leonidas Brezhnev, nada dispuesto a hacer concesiones ideológicas. Pero a Shostakovich no se le podía "tocar", estaba ya por encima del bien y del mal, y, por añadidura, las cuestiones que planteaba en sus últimas composiciones, pocas ya, desde luego, no podían hacer "daño". Por la absoluta falta de capacidad del medio para entenderlas, evidentemente. Así, su Sinfonía núm. 15, de 1971, la última del ciclo: es muy, muy sintomático que desde su propio hijo Maxim, que se encargó de la primera ejecución (Kirill Kondrashin no pudo hacerlo porque sufrió un ataque al corazón), hasta los primeros reputados directores occidentales que la dirigieron, casi sin excepción hayan trazado versiones incoherentes, muy influenciadas por la falsa idea de que se trata de una música sin conflictos.
En 1973 Shostakovich llevaba ya más de un año sin escribir música. Se le había diagnosticado un cáncer de pulmón y su ya vieja dolencia muscular seguía su curso. Sus más íntimos amigos iban falleciendo (además de Borissovski, murió el violinista David Oistrakh, a quien había dedicado sus conciertos de violín y su Sonata op. 134 ) y, bastante deprimido, apenas aparecía en público. Sin embargo, todavía sacó fuerzas para viajar de nuevo a EE.UU. (14) o para volver a tomar el papel pautado. Nació la decimocuarta página del ciclo, un cuarteto relativamente largo, escrito en tres movimientos (Allegretto-Adagio-Allegretto). Otra música incomprendida, con la que el mismo compositor sufrió lo suyo. Sirva como anécdota (y esclarecedora anécdota) el hecho de que en los ensayos - como relata el escritor Chinguiz Aitmatov- llegara a "enfadarse" con los solistas del Cuarteto Beethoven (¡de sus amigos del alma, de aquellos que más habían bregado para "explicar" sus cuartetos!) por la forma en que abordaban la pieza.
El caso es que, como en la Sinfonía núm. 15, la impresión de general decepción que causó este cuarteto fue sin duda consecuencia de no recibir lo que se estaba esperando, es decir, otra vuelta de tuerca, alguna nueva "sorpresa". Es lógico y humano. Pero no tanto una justificación para caer en la descalificación: la pieza se tildó de "alegre", lo cual sonaba a insulto tras la escucha de la inmediatamente anterior. Formalmente, se abandona el sistema dodecafónico y se vuelve a las fórmulas clásicas (primer tiempo en forma sonata, segundo en tres partes y un rondó final), pero si se escucha la obra sin los prejuicios del analista, es muy probable que no encontremos esa "alegría"; más bien, la expresión tranquila de la negación, lo cual, si se mira bien, es mucho más terrorífico. Y así por ejemplo, determinadas "claves" de la obra son muy reveladoras de esa especie de sentimiento mezcla de impotencia y resignaciónque produce ver cómo, sin remedio, se va extinguiendo la vida de alrededor, junto a la de uno mismo: la parte más emotiva de este cuarteto es el largo dúo entre el primer violín y el violonchelo del Adagio central. El segundo violín y el viola del Cuarteto Beethoven, con cuyos nuevos miembros naturalmente lo estrenó, estaban ya muertos.

Cuarteto núm. 15 en Mi bemol menor, Op. 144
Fecha de composición: mayo de 1974
Duración: entre 34 y 37 minutos
Fecha de estreno: Leningrado, 15 de noviembre de 1974
Referencias: Suite sobre versos de Michelangelo Buonarotti


Menos de un año después del estreno de su último cuarteto, el definitivo Núm. 15, moría Shostakovich en Moscú (9 de agosto de 1975); pero no fue éste todo su testamento musical: dos meses después de finalizar la composición de esa página camerística todavía escribiría el estremecedor ciclo de canciones con textos de Miguel Ángel Buonarotti y la que acabaría siendo su última composición, la ascética Sonata para viola y piano op. 147.
La primera audición del Cuarteto núm. 15 tuvo lugar, nuevamente, en la Sala Glinka, de Leningrado, pero en esta ocasión ya no como habitualmente sucedía, es decir, en los atriles del Cuarteto Beethoven (15). Éste, que sólo conservaba un miembro de la agrupación original, el primer violín Dmitri Tzyganov, lo tocaría en Moscú un mes más tarde. Shostakovich, como siempre, nada más acabar la pieza le pasó la partitura a Tzyganov - y en este caso más rápidamente todavía; sabía que disponía de poco tiempo para poder escucharlo- pero el fallecimiento de Serguei Shirinski al poco tiempo de que el grupo comenzara los ensayos hizo perder la paciencia a Shostakovich, que pasó la obra al Cuarteto Taneiev, que acabó estrenándola. En el concierto la tensión se podía cortar, pues todo el mundo sabía que a aquel cuerpo casi decrépito que saludó, como siempre hacía tras la audición, de forma tímida, le quedaba muy poco tiempo para expirar; y porque lo que allí se escuchó fue aterrador: esta vez sí; no como en el Núm. 14, esta vez Shostakovich sí había sido capaz de sorprender, además de estremecer.
Lo que Shostakovich estaba "regalando" a sus seguidores era un larguísimo y ultraterreno movimiento lento dividido en seis partes a ejecutar sin interrupción (sin respirar, habría que añadir) tituladas Elegía, Serenata, Intermezzo, Nocturno, Marcha fúnebre y Epílogo, todas en la misma tonalidad de Mi bemol menor, y bajo un espartano plan de renuncia a las texturas armónicas, en busca de un auténtico y postrero monólogo... de cara a la muerte. Música seca, sin adornos, limpia, hecha de enigmas y misterios, negación del principio melódico como elemento constructor positivo, música parada, quieta, de emoción congelada, austera, implacablemente esencial, absoluto espectro, música de misterios e inconfesable introspecciones... ¿No será así la muerte?

  1. I
      1. Dmitri Shostakóvich (1906-1975)
      1. Cuarteto para cuerdas nº 14 en Fa sostenido mayor, Op. 142
  2. II
      1. Dmitri Shostakóvich
      1. Cuarteto para cuerdas nº 15 en Mi bemol menor, Op. 144

  1. Cuarteto Picasso

    Se fundó en Madrid, en 1999. Han perfeccionado junto a maestros de la talla de José Luis García Asensio, Isabel Vilá, Kers Hülsmann, Daniel Benjamin, Lluis Claret, en centros como la Escuela Superior de Música Reina Sofía, Hochschule für Musik de Viena, Conservatorio de La Haya, Guildhall School y University of the Arts (Filadelfia). Además, han sido asesorados por Sandor Vegh, Julliard String Quartet, Endelion String Quartet, Cuarteto Enesco de París, Trío Fontenay y Cuarteto Takacs.

    El nombre de Picasso, como denominación del elenco, hace referencia a la contribución que el genio malagueño ha supuesto en la madurez de sus miembros y al interés que en ellos despierta la música y la cultura del Siglo XX y contemporánea. Buena prueba es el concierto de presentación del grupo en la Fundación Juan March donde estrenaron cinco cuartetos de jóvenes compositores españoles (abril, 2000), así como la actuación que tuvo lugar (mayo, 2000) en el Centro de Arte Reina Sofía, interpretando obras de Shostakowitch (ante el propio "Guernika"), Jesús Rueda, Javier Arias Bal, etc.

    David Mata. Nació en 1969 en Madrid, donde inicia sus estudios con Francisco Martín. Posteriormente estudia con el profesor Frischenschlanger en la Hochschulle de Viena becado por el Ministerio de Cultura, y con José Luis García Asensio en Londres, becado por Juventudes Musicales. En 1985 ingresa en la JONDE y asiste a los cursos de verano del College Summer Conservatory of Colorado (EE.UU., 1991, 1992, 1993). En 1993 colabora como profesor asistente en el Courtenay Youth Music Center, British Columbia (Canadá) y obtiene el primer premio por unanimidad en el Concurso de Música de Cámara de Juventudes Musicales como miembro del dúo La Folia que forma con el violonchelista Aldo Mata. Ha estudiado en la Escuela Superior de Música Reina Sofía, cátedra de violín Grupo Endesa, bajo la dirección de José Luis García Asensio, becado por la Fundación Isaac Albéniz. Ha actuado en la Casa de Cantabria de Madrid y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en los conciertos organizados por Radio Clásica de RNE. En la actualidad es miembro de la Orquesta Sinfónica de RTVE.

    Ángel Ruiz. Nace en Madrid. Comienza sus estudios de violín con Francisco Martín y Joaquín Palomares. Posteriormente se traslada a Holanda para continuar sus estudios en el Conservatorio de La Haya con Kees Hülsman y Mieke Biesta, obteniendo el diploma "Vrije Studierichting". Regresa a España para terminar su formación musical con Isabel Vilá. Ha sido Concertino en la JONDE. Actualmente es miembro de la Orquesta Sinfónica de RTVE, del grupo de cámara Modus Novus, de la Orquesta de Cámara Solistas de Madrid, del Cuarteto Picasso y colabora asiduamente con el proyecto Gerhard.

    Elizabeth Gex. Nació en Nueva York, ha estudiado viola con Kim Kashkashian en Indiana y ha obtenido el Master de viola en la Juilliard School de Nueva York, perfeccionando sus estudios en el Banff Centre for the Arts, Canadá; en la Academia Mozart de Praga; ha colaborado con la Orquesta Sinfónica de la Radio Baviera (Munich) y el Ensemble Modern (Francfort). En mayo de 1999 fue galardonada en el concurso Artists International. Ha sido solista de la Orquesta Sinfónica de Galicia, co-solista de la Real Filarmonía de Galicia y miembro de la Orquesta Sinfónica de la RTVE. Desde enero de 2000 se dedica a la música de cámara, conciertos de solista y música contemporánea.

    John Stokes. Nace en London (Canadá). Inicia sus primeros estudios con Gillian Caldwell en Alberta (Canadá), continuándolos en EE.UU. en el "Philadelphia Colleges of the Performing Arts" bajo la dirección de Lorne Munroe y Mihaly Virizlay, graduándose en 1987. Posteriormente toma parte en el programa orquestal del Royal Conservatory of Music de Toronto e inicia una larga relación con el prestigioso "Banff Centre of the Arts" colaborando con Menahem Pressler, Andrew Dawes y Lluis Claret, con quien estudió posteriormente en Barcelona. Ha sido solista de numerosas orquestas como: Philadelphia Youth Orchestra, Windsor Chamber Orchestra, Orquesta de Cámara de la Sinfónica de Tenerife. Es miembro fundador del Cuarteto Picasso y del Sartory Cámara. Desde 1998 es violonchelo solista de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid.