(II) Conciertos del Sábado Tercera tribuna de jóvenes intérpretes: el piano

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Iván Macías, piano

Las Tribunas de jóvenes intérpretes pretenden mostrar a las nuevas generaciones de intérpretes menores de 30 años que, formados y activos en España, inician ya con éxito los primeros pasos de su carrera. Han sido alumnos hace muy poco, y aún hacen en algunos casos estudios de posgrado, pero ya son auténticos profesionales que enriquecen nuestra vida musical.
Según Schumann, las cuatro Baladas de CHOPIN tendrían un cierto carácter narrativo siguiendo las baladas poéticas del poeta emigrado Adam Mickiewitcz, pero lo cierto es que a Chopin no le gustaba excesivamente la nueva moda de la música programática y no dejó instrucciones al respecto. Han de ser escuchadas, pues, con total libertad de fantasía por parte del oyente. La tercera, Op. 47, fue compuesta durante 1840 y 1841, año en que se publica dedicada a su alumna Ana de Noailles. Es muy poética, como un gran dúo de amor.

BRAHMS compuso en Viena, durante sus estancias de 1862 y 1863, una doble serie de variaciones sobre el célebre Capricho nº 24 para violín solo de Paganini, un tema que había incitado a numerosos compositores-pianistas (Schumann, Liszt...) y seguiría vigente hasta el siglo XX (Rachmaninov, Lutoslawski...). Si en las Variaciones sobre un tema de Haendel, Op. 25 (1861) se centra en lo constructivo, marcando el apogeo de su forma de variar, en las Variaciones Paganini subtituladas significativamente "Estudios para piano", su obsesión es encontrar un nuevo virtuosismo trascendente, similar al del violín original, y con los medios armónicos y rítmicos de su época. Divididas en dos libros de 14 variaciones cada uno, cada variación esboza un "estado de ánimo" explorando un recurso técnico. Pocas veces encontraremos un Brahms tan impulsivo y extrovertido. Para su composición recibió consejos del célebre virtuoso Carl Tausig, pero las estrenó él mismo en 1867, lo que indica su gran formación pianística.

Catalogados como obra 10, los Valses poéticos de E. GRANADOS formaban parte de un todo mucho más amplio - Cartas, Valses de amor-  y son el resultado de una selección hecha para la primera edición de 1887. Son músicas al ritmo del 3/4, muy chopinianas al decir de Henri Collet, sin que falten conexiones schubertianas pero tampoco el sello personal, aun tratándose de fruto muy tempranero.
FALLA escribió la Fantasía bética en 1919 a petición de Arturo Rubinstein y logró en ella la cumbre de su piano y una de las páginas más hermosas de toda su música. Es una de las últimas obras que escribió basándose en el folklore, pero sin citas directas, y, aunque con gran libertad, no está lejos del espíritu constructivo de la sonata clásica.

Primitivo LÁZARO fue un compositor y pianista burgalés formado en el Real Conservatorio de Madrid y desde 1939 activo en Huelva, cuyas tierras y mares fueron tema de inspiración de alguna de sus obras como, entre las pianísticas, Rapsodia onubense o Suite del V Centenario.

      1. Fryderyk Chopin (1810-1849)
      1. Balada nº 3 en La bemol mayor Op. 47
      1. Johannes Brahms (1833-1897)
      1. Variaciones sobre un tema de Paganini, Op. 35 (I)
      1. Enrique Granados (1867-1916)
      1. Valses Poéticos
      1. Manuel de Falla (1876-1946)
      1. Fantasia Baetica
      1. Primitivo Lázaro (1909-1997)
      1. Rapsodia onubense