(III) Ciclos de Miércoles Luigi Boccherini: música de cámara

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Concerto "a quattro". Marcelino García y Rocío Almansa, violín. Carlos Albuisech, viola. Gartxot Ortiz Urbelz, violonchelo
Manuel Rodríguez Arribas, flauta travesera

________________________________________________________________________

TERCER CONCIERTO
________________________________________________________________________
  Los dos Quintetos de la primera parte, así como los dos de la segunda parte, utilizan una formación en la que al cuarteto de cuerda habitual se añade una flauta. La combinación era - y habría de ser más adelante-  muy habitual: el rococó y el estilo neoclásico hicieron de ella un modelo, pero más como cuarteto que como quinteto; algo semejante ocurrirá con el piano, que, añadido al cuarteto de cuerda o sustituyendo a uno de sus elementos, creará en el Romanticismo dos variantes muy características.
Los Quintetos del Opus 19 - que abren y cierran la primera parte del concierto de hoy y cierran la segunda parte-  son todos de 1774, y sin duda están escritos en el palacio de Boadilla, en una época muy positiva para Boccherini, aunque ya las maquinaciones de Carlos III, del confesor de don Luis y de algunos cortesanos iban a llevar, meses después, a la forzada boda del Infante y al subsiguiente destierro de don Luis y de sus servidores, entre los cuales estaban Boccherini y su familia.
Sin duda estas obras se interpretaron en el palacio, aunque no sabemos realmente cómo se desarrollaba la actividad concertística allí, con qué regularidad y con qué programas. Quizá se tocaban exclusivamente las obras de Boccherini: sabemos - la única fuente es aquí la citada carta del compositor a Andreoli en Viena-  que sus obligaciones como compositor al servicio del Infante consistían básicamente en producir tres obras al año. Tres obras no quería decir tres composiciones, si no tres colecciones de seis composiciones cada una, es decir, 18 obras al año, un nivel de producción verdaderamente extraordinario. Es muy posible que cada "academia" (concierto) en el palacio constase sólo de obras de Boccherini. Quizá alguna, que hubiera agradado especialmente al Infante, se repetiría en otra academia.

El Quinteto que abre la segunda parte (G 431), de 1797, permite la ejecución con flauta u oboe. Es ágil y se aleja un poco del sentimentalismo de la Escuela de Mannheim. Es conciso y en cierto modo virtuosista. Una publicación de la Revolución Francesa da la noticia de que Viotti tocó una obra de Boccherini en París y tuvo gran éxito. El cronista habla de "la música celestial" de Boccherini el cual, según Della Croce, leyó sin duda el periódico con gran satisfacción. Poco después moría el rey de Prusia Federico Guillermo II, quizá el mejor protector que tuvo el compositor. En aquellos meses de gran agitación histórica Boccherini encontró un nuevo mecenas en el conde de Benavente. También Boccherini modificó en esos años sus géneros predilectos: escribió quintetos con guitarra, o con pianoforte. Si bien sus últimas obras fueron cuartetos y quintetos en sus formaciones predilectas, sólo las cuerdas, salvo que en vez de dos violonchelos, los quintetos aparecen con dos violas. Quizá ya cansado y enfermó, renunciaba a trabajar más como intérprete de violonchelo.
El programa se completa con dos cuartetos de cuerda, lo que enlaza esta sesión con la anterior. El Op. 9 nº 2, G.172 es de 1772, mientras que el Op. 24 nº 6, G.194, es de 1778.

      1. Luigi Boccherini (1743-1805)
      1. Quinteto en Mi bemol mayor, Op. 19 nº 1, G.425
      2. Cuarteto concertante en Sol menor Op. 24 nº 6, G 194
      3. Quinteto en Sol menor, Op. 19 nº 2, G.426
      4. Quinteto en Sol mayor, Op. 55 nº 1, G.431
      5. Cuarteto en Re menor Op. 9 nº 2, G 172
      6. Quinteto en Si bemol mayor, Op. 19 nº 5, G.429