(I) Conciertos del Sábado El violín en España

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Jesús Angel León, violín. Miguel Ángel Muñoz, piano

A lo largo de 2005, año en que la Fundación Juan March cumple su primer medio siglo de vida, dedicaremos todos los Conciertos del Sábado a repasar el repertorio español dedicado a un determinado instrumento o grupo instrumental. Durante el mes de Abril, con el violín como punto de referencia, oiremos más de una docena de obras de compositores españoles, desde Falla a José Manuel López, once de ellas para violín y piano, y dos para violín solo.

TOLDRÁ, el eminente compositor catalán, fue un espléndido violinista, además de cuartetista y director de orquesta. Para su instrumento, la obra camerística más importante son los Seis Sonetos, premiados en 1922 en el tercer Concurso Patxot. El título es muy ilustrativo, ya que cada uno de ellos parte de un soneto poético al que la música "ilustra". El Sonetí de la rosada (rocío, escarcha) es un "sonetillo" en octosílabos de Trinitá Catasús que canta la ternura del amanecer. Ave Maria, de Joan Alcover, es un solemne cántico crepuscular. Les birbadores (los escardadores) de M. Morera i Galicia, traza una alegre estampa popular. Oració al maig, de Josep Carner, es una meditación expresiva, no sin cierto dramatismo. Dels quatre vents, de Monsé A. Navarro, es el más corto de los seis y muy solemne. La font, de J.M. Guasch, es pieza más alegre y de ritmo popular, delicadamente descriptiva.
Policromías de MONTSALVATGE es una página de envergadura violinística que explota diversas fórmulas del más puro virtuosismo. Consta de tres movimientos: Fanfarria recóndita, un movimiento exuberante y de carácter, inicia con briosas sextas menores a cargo del violín. Le sigue Siciliana furtiva con la indicación "calmato con tenerezza" cuya parte central se desarrolla con ritmo de Siciliana. El último movimiento Adagietto - Ráfaga de tango - Allegretto se inicia con una solemne introducción de carácter cadencial que da paso a episodios contrastados para concluir con una sucesión de amplios y contundentes acordes.
FALLA compuso las Siete canciones populares españolas para voz y piano en 1914, todavía en París. Once años después apareció, con el título de Suite popular española, una transcripción para violín y piano debida al gran violinista polaco Paul Kochanski, debidamente autorizada y aun alabada por el gaditano. El violinista alteró el orden original y suprimió una de las siete canciones, la "Seguidilla murciana".
La obra de SARASATE, escrita y publicada entre 1862 y 1907, es buena muestra del extremado virtuosismo del gran astro navarro del violín, siguiendo la moda europea de cantos o danzas populares, fantasía sobre motivos de óperas y todo género de música de salón, además de adaptaciones para el violín de obras ajenas muy diversas. La Introduction et Tarantelle, Op. 43, está fechada en San Sebastián el 2 de septiembre de 1899 en la versión de violín y piano, orquestándola en Londres tres meses más tarde. Publicada en Leipzig por Zimmermann y dedicada a Fermín Toledo, se inspira en la célebre danza italiana.

      1. Eduard Toldrà (1895-1962)
      1. Sis Sonets
      1. Xavier Montsalvatge (1912-2002)
      1. Tres policromías para violín y piano
      1. Manuel de Falla (1876-1946)
      1. Suite populaire espagnole (versión para violín y piano de Paul Kochanski)
      1. Pablo Sarasate (1844-1908)
      1. Introducción y Tarantela, Op. 43