Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Patricia Ruiz García, piano

Las tres sonatas de la opus 2 fueron compuestas por BEETHOVEN entre 1794 y 1795 para "clave o pianoforte", lo que indica la difusión del nuevo instrumento. Están dedicadas a Joseph Haydn, su maestro en Viena, y aunque adopta la forma clásica ya se percibe la inquietud, la semilla renovadora. La primera consta de cuatro movimientos. Es la más corta de las tres pero, quizá por su contenido, anuncia más el futuro de Beethoven, quien manifestó siempre predilección por ella.

  La Sonatina es la primera obra que escribe A. GARCÍA ABRIL para piano, en un periodo en el que su punto de mira se dirige a la música de nuestros clavecinistas. La obra está dedicada a Esteban Sánchez. La Sonatina del Guadalquivir se compuso por encargo del Ministerio de Cultura para los actos del centenario del nacimiento de Turina, a cuya memoria está dedicada, fue compuesta en 1982, estrenada por Elena Barrientos en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla el 20 de enero de 1983 y ha sido publicada por el Ministerio de Cultura en 1983 y por Real Musical en 1985. El autor ha escrito que "al componer esta Sonatina, pretendí reflejar la elegancia, esbeltez, exquisitez y perfección del sugestivo mundo, refinado y mágico del arte andaluz. Quise también impregnar mi obra de ese sutil aroma de evocación a misterio, a profundidad y alegría, esa alegría "campanillera" que se derrama generosamente por el aire sevillano."
CHOPIN terminó y publicó en 1846 la Barcarola Op. 60, dedicándosela a la baronesa Stockhausen. Fue estrenada en público por el autor en la Sala Pleyel de París en febrero de 1848. Obra ya del final, muy audaz armónicamente, toma el ritmo del canto de gondoleros venecianos ya tópico y construye una obra de singular perfección que, con un esquema muy simple (ABA) ha logrado la admiración de todos.
CHOPIN es autor de cuatro Scherzi. Como el Rondó, también el Scherzo procede de la sonata clásica, pero en el primer romanticismo vive una doble vida: como uno de los tiempos de una obra grande, y como pieza independiente, más desarrollada y de rápido impulso rítmico ternario. El Op. 31 escrito y publicado en 1837 con dedicatoria a la condesa Furstenberg, es el más conocido de los cuatro.
PROKOFIEV fue un portentoso pianista y compuso desde muy joven para el piano con mucho éxito: El cuarto y último número de sus Piezas, Op. 4, "Sugestión diabólica", le hizo célebre. En esa línea de piano virtuoso y extravertido está otra de sus obras más conocidas, la Toccata, Op. 11, de 1912: Su dificultad técnica es terrible, pero hay que desentrañar además los numerosos matices que encierra.