(II) Conciertos del Sábado Tríos para piano, violín y violonchelo

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Rafael Quero, piano. José Antonio Campos, violín. Álvaro P. Campos, violonchelo

Mozart sólo dejó completos seis Tríos con pianoforte, aunque pueden rastrearse obras de juventud con el clave como protagonista. En esta sesión escucharemos el primero y los dos últimos, todos ellos anteriores en algunos años a los de Haydn que oímos el sábado anterior.

El Divertimento a 3 en Si bemol mayor, KV 254, fue escrito en Salzburgo en 1776 y su mismo título nos indica que el modelo sigue siendo el de las obras ligeras para clave con acompañamiento de diversos instrumentos. La edición de París (1778) deja el instrumento de tecla a la elección del intérprete (pour le clavecín ou forte-piano, mientras que el manuscrito original afirma que es per cémbalo), pero especifica claramente que los otros dos son para acompañar. Sus tres tiempos están en la onda despreocupada del estilo galante, y nada prefigura -salvo la belleza melódica del Adagio central en Mi bemol- las conquistas posteriores, que comienzan con el Trío KV 496 de 1786.

El Trío en Do mayor, KV 548, es obra de madurez escrita en Viena en 1788 entre sus tres últimas sinfonías. Fue publicado por Artaria junto con los Tríos KV 502, de 1786, y KV 542, también de 1788. Está escrito con el deliberado propósito de agradar, por lo que carece de la intensidad de las sinfonías contemporáneas, pero la estructura formal y sus ideas musicales son las de un maestro que conoce bien las normas y lo que el público espera de ellas.

El Trío en Sol mayor, KV 564, es también de 1788 y el último que escribe para esta formación. Unos días antes había terminado el Gran Trío para violín, viola y violonchelo KV 563 y parece que todos los que escribió este año estaban destinados a las veladas musicales que organizaba en su casa Michael Püchberg, amigo y compañero de logia masónica. El Trío en Sol nació como una sonata para piano a la que luego fue añadiendo las partes de violín y violonchelo, por lo que hubo de corregir mucho el original pianístico. Es riquísimo en ideas melódicas y muestra la misma  ingenuidad aparente que su coetánea Sonata pianística KV 545, la llamada Sonata fácil. Su tiempo central, el Andante en Do mayor, adopta la forma de variaciones sobre la melodía de un aria de su juvenil Bastian y Bastiana.


      1. Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
      1. Divertimento en Si bemol mayor, KV 254
      2. Trío en Do mayor, KV 548
      3. Trío en Sol mayor, KV 564