(III) Conciertos del Sábado Tríos para piano, violín y violonchelo

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Rafael Quero, piano. José Antonio Campos, violín. Álvaro P. Campos, violonchelo

Los tres Tríos para piano, violín y violonchelo Op. 1 de Beethoven fueron publicados en Viena por Artaria en 1795. Según una vieja tradición no confirmada documentalmente, habrían sido interpretados dos años antes en el palacio de su amigo el príncipe Lichnowsky en presencia de su maestro Joseph Haydn, quien le habría felecitado por los dos primeros -los que escucharemos hoy- pero habría mostrado alguna reserva ante el tercero -que escucharemos el próximo sábado-, irritando a Beethoven, que le consideraba el mejor.

Estos Tríos son las primeras obras impresas de Beethoven, pero eso es lo único que significa ser el Op. 1: no son, ni mucho menos, sus primeras composiciones, sino las que elige para su "presentación en sociedad". Incluso en este mismo género ya había compuesto al menos tres: El Allegretto en Mi bemol (Hess 48), el Trío en Mi bemol (WoO 38) y las Variaciones en Mi bemol Op. 44 (1792). Beethoven estaba ya camino de los veinticinco años y tenía ideas propias.

En cuanto a la forma, lo primero que observamos es la edición de un movimiento más, un Scherzo (en los dos primeros) o un Minuetto en funciones de Scherzo (en el tercero) entre el tiempo lento y el final: Es ya el esquema de la sonata, el cuarteto y la sinfonía. Es, pues, música ambiciosa, bien trabada y organizada, hecha con el firme propósito de llamar la atención.

El Trío en Mi bemol, Op. 1/1, comienza con una bella e interesante mezcla de estilos en la que ya campea su voz personal, rotunda y afirmativa; voz que se hace muy intensa en el Adagio cantabile, se reafirma en el Scherzo y se muestra eficacísima en el Presto final.

El Trío en Sol mayor, Op. 1/2, es probablemente el primero en la cronología. El primer tiempo comienza con un Adagio introductorio en el que ya se esboza el primero de los temas del Allegro vivace. El segundo tiempo es uno de los lentos más bellos y sentimentales del primer Beethoven. El Scherzo y el Presto final no desmerecen de la intensidad constructiva ya demostrada por el autor.


      1. Ludwig van Beethoven (1770-1827)
      1. Trío en Mi bemol mayor Op. 1 nº 1
      2. Trío en Sol mayor Op. 1 nº 2