(V) Conciertos del Sábado Chopin: integral de la obra para piano

(V)

  1. Este acto tuvo lugar el
Mario Monreal, piano

NOTAS AL PROGRAMA
________________________________________________________________________
Contradanza en Sol bemol mayor
Catalogada por Brown con el nº 17 fue compuesta hacia 1827, pero no ha sido publicada hasta 1943 por M. Idzikowski. Es ejemplo de su obra juvenil.

Cuatro Mazurcas Op. 30
Fueron compuestas entre 1836 y 1837, año en que se publicaron en Londres. Están dedicadas a la princesa de Wurtemberg, y Chopin juega con más insistencia que en otras ocasiones con motivos polacos, especialmente en la tercera, muy alegre y contrastada. Llama la atención la envergadura de la cuarta, amplia, informal, muy poética, muy desarrollada.

Dos Nocturnos Op. 32
Compuestos en los mismos años que las anteriores mazurcas, fueeron publicados en Leipzig en 1837. La edición de Londres los tituló Il lamento e la consolazione. Están dedicados a su alumna la baronesa Billing. El primero, en Si mayor, recuerda aún el antecedente de Field, pero con refinamientos armónicos exquisitos. El segundo, en forma tripartita como una romanza, cuenta con una parte central más agitada y dramática.

Dos Valses Op. 69
Publicados a título póstumo en París, 1855, fueron compuestos en diferentes momentos. El primero, fechado en Dresde en 1835 y dedicado a su prometida María Wodzinska, es también conocido como el Vals del adiós, aunque la ruptura entre los novios no se produjo hasta dos años después. El segundo es uno de los valses más tempranos (1829), y ha sido publicado muchas veces con el título de Vals melancólico, aunque no todo el vals se desarrolla con la misma melancolía con que empieza. Fue compuesto para Oscar Kolberg.

Berceuse Op. 57
Compuesta entre 1843 y 1844, año en que el mismo Chopin la estrena, revisada después, fue publicada en 1845 por Meissonnier en París y dedicada a su alumna Elise Gavard. Es, pues, una de las obras de madurez que siempre ha gozado de justificada fama por su misterioso encanto. Formalmente se trata de una melodía, la de la nana o canción de cuna, y una amplia sucesión de hasta dieciseis variaciones cada vez más adornadas.

Tres Escocesas Op. 72 nº 3
Escritas en 1826, fueron publicadas póstumamente en 1855 junto al Nocturno en Mi menor (Op. 72, 1) y la Marcha fúnebre en Do menor (Op. 72, 2). Son piezas cortas, graciosas e intrascendentes.

Doce Estudios Op. 10
Compuestos a lo largo de más de cuatro años (1829-1832), la primera serie de doce Estudios para piano, junto a los otros doce de la Op. 25 y los tres publicados por Fétis y Moscheles ha contribuido poderosamente a consolidar la fama de Chopin tanto en los conservatorios y escuelas de música, donde continúan utilizándose, como entre el gran público. Cada uno de ellos, en efecto, aborda un problema técnico, pero ya desde la época de su publicación (Leipzig, 1833) fueron celebrados como obras que trascendían ampliamente sus fines específicos. Berlioz, entre otros, no se cansaba de alabar lo ingenioso y profundo de sus hallazgos armónicos. Algunos de ellos se han convertido en obras favoritas gracias a subtítulos espúreos (nº 3, Tristeza de amor) o falsos (nº 12, Revolucionario, porque se supone que fue escrito en septiembre de 1831, al conocerse la toma de Varsovia).

      1. Fryderyk Chopin (1810-1849)
      1. Contradanza en Sol bemol mayor
      2. Cuatro Mazurcas Op. 30
      3. Dos Nocturnos Op. 32
      4. Dos Valses Op. 69
      5. Berceuse en Re bemol mayor Op. 57
      6. Tres Escocesas, Op. 72/3
      7. Estudios, Op. 10