Recital de piano Conciertos de Mediodía

Recital de piano

  1. Este acto tuvo lugar el
José Manuel Hernández Blanco, piano

ANTONIO SOLER se formó en la célebre Escolanía de Montserrat y tras una corta estancia como Maestro de Capilla en la catedral de Lérida ingresó en la orden de los Jerónimos y pasó el resto de su vida en el Monasterio de El Escorial. En contacto allí con la corte, y especialmente con Domenico Scarlatti, compuso más de un centenar de sonatas para clave, la mayor parte en un solo movimiento, en las que combina la tradición española y el virtuosismo italiano. El intérprete las ha escogido de la edición clásica de Samuel Rubio (R.), y en ellas se afirman los modos modernos, aunque aún quedan rescoldos de los modos antiguos: El primero, dórico, aparece en dos ocasiones.
J. HAYDN es autor de unas 50 sonatas pianísticas, en algunas de las cuales, especialmente en las últimas, llegó a soluciones tan audaces como expresivas, La Sonata en Mi bemol mayor, nº 28 de la serie XVI del Catálogo temático de Hoboken, nº 43 en la edición de C. Landon, pertenece a un grupo de 6 sonatas compuestas en 1776, en las que el estilo de Haydn se libera de la influencia de Carlos Felipe Enmanuel Bach y logra una plenitud más clásica.
D. CIMAROSA, el inmortal autor de Il matrimonio segreto y otras muchas obras teatrales, compuso también un buen número de sonatas y cuartetos en los que la tradición napolitana se viste de estructuras clásicas.
MOZART compuso 18 Sonatas para teclado, entre 1775 y 1789. Aunque no constituyen el corpus más granado de su catálogo, en ellas pudo experimentar con cierta libertad y captar la esencia de este principio formal, luego ensayado con éxito en cuartetos, conciertos y sinfonías. Las últimas Sonatas, escritas en Viena en la última década prodigiosa, suponen un avance muy considerable y se benefician de la plena madurez del autor. Especialmente esta Sonata en Si bemol mayor K. 570, la penúltima, terminada en febrero de 1789 y que, para Alfred Einstein, constituye "quizá el tipo más equilibrado, el ideal de la sonata (clásica) para piano".