(II) Ciclos de Miércoles Liszt y España

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Adolfo Bueso, piano

________________________________________________________________________

SEGUNDO CONCIERTO
________________________________________________________________________

   Années de pèlerinage (Años de peregrinaje) es uno de los conjuntos pianísticos más importantes de Liszt, asediado a lo largo de muchos años y compuesto de 16 obras de gran ambición estética y pianística. Lo que en principio constituyó un amplio Album de un viajero, compuesto entre 1835 y 1836 y publicado en tres bloques en Viena y Berlín en 1842, fue luego madurado en los años de Weimar, cuando terminaron sus giras como gran virtuoso y se dedicó a meditar y a refinar sus ideas. Dividido también en tres bloques (tres "años"), el primero, subtitulado Suiza, fue publicado en 1855; el segundo, Italia, en 1858; un suplemento a este "año", las tres piezas de Venezia e Napoli, en 1861; y el tercer "año", sin subtítulo aunque casi todo él "italiano", en fecha tan tardía como 1883: Las ediciones, todas ellas en Mainz (Maguncia).

    El viajero o el peregrino no se interesa solo por la naturaleza o las costumbres pintorescas que puede observar cualquier viajero superficial. Liszt se interesa también por la historia, las leyendas, la literatura y el arte. Los puntos de partida son, pues, muy variados y están en la onda de la unión de las artes que preconizaban los románticos.

   Capilla de Guillermo Tell es la primera obra del primer "año", y quiere recordar la figura del héroe suizo a través de Schiller, a quien cita al comienzo: "Uno para todos, todos para uno". Recordemos que Suiza no fue solo lugar de peregrinación, sino de estancias más prolongadas en los primeros años de su convivencia con la condesa d'Agoult.

   Los cipreses de la Villa d'Este es la segunda pieza del tercer "año, completada con una obra similar en la tercera pieza de este "año". Ambas son dos "trenodias", dos lamentaciones fúnebres compuestas en 1877 a la vista de los maravillosos árboles, tan ligados en el romanticismo a la idea de la muerte. Su tono grave, de gran refinamiento armónico, no está lejos del cromatismo wagneriano.

   Tempestad es la pieza quinta del primer "año", muy rápida en su curso y apenas desarrollada. La tempestad que observa en la naturaleza montañosa es trasladada a tempestades interiores en un clima descriptivo y todavía muy efectista.

   En el lago de Wallenstadt es la segunda pieza del "año" suizo y parte de la visión del lago a través de unos versos del Childe Harold de Byron. Es, pues, un lirismo literario que adivina en el lago leyendas, además de olas en calma.

   Juegos de agua en la Villa d'Este, la cuarta de las piezas del tercer "año", es obra de 1877 - como las lamentaciones ante los cipreses-  y una de las más célebres de Liszt. Con toda justicia, pues la perfección del juego pianístico se corresponde con un nuevo concepto de la sonoridad descriptiva o evocativa que será muy admirada por músicos como Busoni o Ravel, entre otros muchos.

   El valle de Obermann es la sexta de las obras del "año" suizo. A pesar del título, no estamos ante una descripción bucólica de una postal suiza, sino ante la evocación literaria de un héroe de novela, la del francés Sénancour - a quien la pieza está dedicada-  que busca en la naturaleza consuelo a sus preguntas sin respuestas. Obra muy bien construida, refinada, amplia, es de las más ambiciosas, casi un "poema sinfónico", pero muy pianístico.

   Il Penseroso (El pensativo), es la segunda pieza del segundo "año", el italiano, y es una meditación ante la célebre escultura de Miguel Angel en las tumbas mediceas de San Lorenzo, en Florencia. Pero Miguel Angel no es solo el escultor, sino el poeta, uno de cuyos sonetos es citado en la partitura, que es una de las mejores glosas del temperamento melancólico. La versión orquestal posterior, con el título de La noche, no es una mera orquestación y subraya el interés del autor por esta obra.

   Después de una lectura de Dante, con el subtítulo de "Fantasía quasi sonata" - parodia de las dos sonatas beethovenianas "quasi fantasia"-  es la séptima obra del segundo "año" y una de las más ambiciosas y justamente célebres. El punto de partida no es exactamente Dante, a quien Liszt había leído y comentado con la condesa d'Agoult, sino Víctor Hugo, de quien toma el título en francés de uno de sus poemas. En un solo movimiento, aunque con múltiples episodios cíclicos, es un intento ya logrado que conduce a la no menos célebre Sonata en Si menor.

    Como suplemento al cuadernos italiano, Liszt revisó en 1859 las cuatro piezas que con el título de Venecia e Napoli había compuesto hacia 1840. Suprimió la primera (que aprovechó luego en el poema sinfónico Tasso) y reelaboró las tres restantes, con elegancia y refinamiento, pero con mucha menos ambición que en las del "año" italiano. En las tres piezas parte de materiales ajenos: una canción de Peruchini, y una romanza del Otelo de Rossini, que enlaza con una tarantella popular. Aquí estamos más cerca de la "evocación local" que formaba parte del consumo habitual de la burguesía europea de su tiempo, pero son obras de gran encanto y nada desdeñables.

      1. Franz Liszt (1811-1886)
      1. Capilla de Guillermo Tell, S. 160/1 (de Años de peregrinaje, 1er año: Suiza, nº 1)
      2. Los cipreses de la Villa d'Este, Threnodie I, S. 163/2 (de Años de peregrinaje, 3er año, nº 2)
      3. Tempestad (Orage), S. 160/5 (de Años de peregrinaje, 1er año: Suiza, nº 5)
      4. En el lago de Wallenstadt, S. 160/2 (de Años de peregrinaje, 1er año: Suiza, nº 2)
      5. Juegos de agua en la Villa d'Este, S. 163/4 (de Años de peregrinaje, 3er año, nº 4)
      6. Valle de Obermann, S. 160/6 (de Años de peregrinaje, 1er año: Suiza, nº 6)
      7. Il Penseroso, S. 161/2 (de Años de peregrinaje, 2º año: Italia, nº 2)
      8. Después de una lectura de Dante, Fantasia quasi sonata, S. 161/7 (de Años de peregrinaje, 2º año: Italia, nº 7)
      9. Venezia e Napoli, S. 162 (de Años de peregrinaje, 2º año: Italia, suplemento)