(III) Ciclos de Miércoles Liszt y España

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Eugenia Gabrieluk, piano

________________________________________________________________________

TERCER CONCIERTO
________________________________________________________________________

   La romanesca, 1ª versión (S. 252 a), fue compuesta en 1839, y publicada en Hamburgo y otras ciudades en 1840, dedicada a Mme. H. Seghers. Esta obra fue incluida por H. Searle en su conocida monografía The Music of Liszt (Londres, Williams and Norgate, 1954; 2ª versión revisada, Nueva York, Dover, 1966) entre las obras basadas en temas italianos con el nº 247. Pero en el catálogo publicado en su excelente voz de la última edición del Grove (1980), la volvió a numerar como 252 a, incluyéndola entre las obras españolas tras el Rondó fantástico (S. 252).

    Con el nombre de romanesca se conocía en los siglos XVI y XVII un bajo ostinado, muy parecido al del "Pasamezzo antico" o al de la "Folía", que sirvió de base a muchas obras vocales o instrumentales que los glosaban o variaban. Pero mientras que la Folía era de procedencia española o - para no disgustar a los amigos portugueses-  ibérica, la romanesca era más bien italianizante. En la portada de la segunda versión revisada de esta obra, editada en Viena por Charles Haslinger (C.H. 11504, conservada en el Liszt-Museum de Weimar), el título nos informa con ambigüedad: "La Romanesca, Mélodie du 16 ième  Siècle. Transcription pour le piano par François Liszt. Nouvelle Edition, entiérament revue et corrigée par l'Auteur".

    La obra de Liszt es un tema y variaciones sobre un bajo armónico y una melodía que, efectivamente, suena a española, y de un gran "crescendo" virtuosístico.

    La Serenata española (S. 487), fechada por Searle en 1846 y como "no publicada" en su último catálogo, es la única transcripción de Liszt de una obra de su amigo el Conde Leo Festetics, a quien dedicaría poco después sus Rapsodias Húngaras números 3 y 13, entre otras composiciones. El manuscrito, bastante esbozado aunque incompleto, marca el clima desde su comienzo: "Un poco in tempo di Bolero".

    El Rondeau fantastique sur un theme Espagnol (El Contrabandista) fue compuesto por Liszt en 1836 y publicado en París en 1837 dedicado a George Sand, como Op. 5 nº 2 (El Op. 5 nº 1 es la Fantasie romantique sur deux mélodies suisses, S. 157). Se trata de la primera obra "española" de Liszt, y el tema era bien conocido: Procedía de la zarzuela en un acto El poeta calculista, compuesta en Madrid, 1804, por Manuel García, el padre de las célebres cantantes María Malibrán y Paulina Viardot. El nº 5 de la obra, el Polo "Yo que soy contrabandista", se había hecho popular y Liszt pudo verlo en dos ediciones francesas: Una de 1830 (El contrabandista, air celebre espagnol, como chanté para Madame Malibrán) y otra de 1831: Regalo lírico. Colección de Boleros, Seguidillas, Tiranas y demás canciones españolas por los mejores autores de esta nación (París, Paccini).

    Liszt hizo una obra brillante y virtuosa, variando el tema del polo con mucha inteligencia. Como ha señalado S. Gut, la obra no pasó desapercibida a Berlioz, quien la prefirió a otras que el autor interpretó en un concierto dado en 1837 en la Sala Erard.

    Apenas sabemos nada de Spanisches Lied, al que tal vez se refiera Searle cuando entre las obras dudosas o perdidas cataloga con el nº 738 un Spanish folksong mencionado en Conradi y en L. Ramann.

    Mucho más interés tienen las dos canciones que compuso sobre textos "españoles" de Victor Hugo publicados en Les Rayons et les Ombres (París, 1840) con el título de "Guitare" (Gastibelza, l'homme à la carabine) y "Autre guitare" (Comment, disaient-ils).

    Esta segunda, una corta e irónica canción de contrabandistas, había sido compuesta en 1842 (S. 576/1) y luego la reformaría en 1859 (S. 576/2). El texto se compone de tres estrofas dialogadas. En la primera se preguntan los hombres cómo huirán de sus perseguidores en sus navecillas: Remad, dicen sus "admiradoras". En la segunda, cómo olvidarán tantas peleas y peligros: Dormid, dicen ellas. En la última, cómo encantar a las mujeres sin filtros sutiles: Amad, dicen ellas. La versión pianística fue hecha hacia 1847 (S. 535) pero no ha sido publicada hasta nuestros días. Es una obra exquisita, afirma Noske en su bello estudios sobre la Mélodie francesa, con una ingeniosa estructuración de las preguntas y las ambiguas respuestas. El piano, naturalmente, estiliza a la guitarra. Reproduzco el texto de Víctor Hugo en la página 31.

   Gastibelza (S. 286) es una canción más larga y ambiciosa, en la que Hugo pone en boca de un presunto bandido, Gastibelza, una historia de desamor entre doña Sabina y el seductor Conde de Saldaña. Liszt parte del ritmo del bolero para construir en 1844 un "magnífico fresco sonoro" (Gut), con el soplo de una leyenda fantástica. Aunque de carácter estrófico, la música busca las menores inflexiones del texto y varía sus intenciones y matices. Liszt hizo una transcripción pianística en 1847 (S. 540) que conserva todo el encanto del original. Reproduzco en las páginas 32-35 el texto completo de Victor Hugo, aunque Liszt solo utilizó seis estrofas: las tres primeras y las tres últimas.

    La Rapsodie espagnole (S. 254) fue ultimada en 1863 y publicada en 1867. Es la única pieza "española" de Liszt que ha entrado en el repertorio y suele escucharse en conciertos, aunque con cierto desdén por su excesiva pirotecnia. Sin embargo hay quien sostiene, como S. Gut, que la obra de 1863 parte de las improvisaciones que Liszt realizó públicamente en su gira española, y que una primera versión había sido realizada en 1845, el mismo año en que Glinka componía el Capricho brillante sobre la jota aragonesa. Otra, pues, pionera en el interés por lo español, y en la que Liszt conjuga dos visiones de la España musical: una culta (las folías de España, aunque contaminadas por el ritmo del bolero) y otra popular, la jota aragonesa.

      1. Franz Liszt (1811-1886)
      1. La Romanesca (1ª versión), S. 252 a
      2. Spanisches Ständchen, S. 487
      3. Rondeau Fantastique sun un thème espagnol (El Contrabandista), S. 252
      4. Spanisches Lied, S. 738
      5. Comment, disaient-ils, S. 535
      6. Gastibelza, S. 540
      7. Rhapsodie espagnole, S. 254