Recital de piano a 4 manos Conciertos de Mediodía

Recital de piano a 4 manos

  1. Este acto tuvo lugar el
Oliver y José María Curbelo . Oliver Curbelo González y José María Curbelo, piano

La literatura musical para piano a cuatro manos cuenta con numerosas obras originales (las Danzas húngaras de Brahms) pero se enriquece a menudo con la transcripción de obras orquestales (Saint-Saëns, Falla) e incluso pianísticas (Albéniz, Stravinsky).

I. ALBÉNIZ llegó a la cima de su arte con las doce obras publicadas con el título general de Suite Iberia, compuestas en los últimos años de su vida. El amable costumbrismo de sus obras de salón o las de incipiente casticismo nacionalista adquieren aquí un valor universal. Evocación es una suerte de Preludio (así se titula aún en el manuscrito) a toda la obra. El Puerto (¿de Cádiz, de Santa María?) refleja bien la asimilación del lenguaje debussysta. Corpus Christi en Sevilla parece más descriptiva, con la cita literal de "la tarara", pero es también una "impresión" estilizada de expresión poderosísima. Las tres forman el primero de los cuatro cuadernos de Iberia.
C. SAINT-SAËNS nació en París en 1835 y murió en Argel en 1921. Pianista, organista y compositor fue defensor de un "Ars Gallica" desde la Sociedad Nacional de Música de la que fue uno de sus fundadores. La Danza macabra es un breve poema sinfónico compuesto en 1875 en París, basado en un poema de Jean Lahor (seudónimo de Henri Cazalis). Liszt realizó una transcripción para piano.
J. BRAHMS compuso hasta 21 Danzas húngaras para piano a cuatro manos, entre 1852 y 1869, editándolas este último año (los dos primeros cuadernos) y 1880 (los dos últimos) sin número de opus, pues las consideraba obras no originales. Sin embargo, contribuyeron decisivamente a la popularidad de su autor, tanto en la versión original como en versiones del propio autor (quien transcribió para piano solo los dos primeros cuadernos y orquestó los números 1, 2 y 10) o de otros. Las dos primeras son sendas czardas (danzas de taberna o mesón), la tercera es una danza nupcial, en la cuarta imita las sonoridades de la orquesta cíngara.
M. de FALLA compuso su ópera La vida breve en 1905 y fue premiada en un concurso de la Real Academia de San Fernando, pero no pudo estrenarla hasta 1913 y en Francia. Las dos Danzas españolas del Acto 2º han sido objeto de numerosos arreglos: La primera estaba en la versión de 1905 y la segunda, que incluye el coro, fue añadida ya en París.

  En medio de una producción pianística más bien corta y en la que no figura ninguna obra verdaderamente descollante, se yergue un hito memorable: los Tres movimientos de "Petrushka". Éste a manera de extracto del famosísimo "ballet" fue compuesto por STRAVINSKY" a petición de Rubinstein y es una "piece de résistance". En un caso como éste no se trata realmente de una transcripción, sino de una reinvención en otro medio instrumental de la materia musical y del espíritu mismo de Petrushka.